26 de marzo de 2019
26.03.2019
La Opinión de Málaga
España:
Casos:
130.759
Fallecidos:
12.418
Recuperados:
38.080
Mundo:
Casos:
1.203.859
Fallecidos:
64.787
Recuperados:
247.301
Actualizado: 05-04-20 10:15h
Política

Las campañas aman los mercados populares

Pablo Montesinos participa con Mario Cortés en una visita al Mercado de Atarazanas y promete luchar para que los partidos recuperen la concordia perdida después del 28 de abril

26.03.2019 | 16:28
Las campañas aman los mercados populares
Montesinos, en el mercado central.

Esta precampaña está quemando naves por encima de sus posibilidades. Era cuestión de tiempo que el Mercado de Atarazanas entrara en escena. Pero a tres semanas de que comience el periodo oficial de la captación del voto, el PP de Málaga ha decidido que ya era hora de presentarse ante el pueblo. Dejarse cuestionar y tocar, rodearse de algunos flashes y de miradas de turistas curiosos. A este ritmo, los populares malagueños corren el peligro de quedarse sin ideas para la campaña. Pero habrá un as en la manga. Seguro. La hackathon causó carcajadas y ahora Juanma Moreno es presidente de la Junta de Andalucía.

En este programa de variedades en el que se ha convertido la política española en los últimos meses, con los partidos digiriendo aún al último fichaje estrella de turno, Pablo Montesinos no se ha arrugado y se ha lanzado esta tarde al cuerpo a cuerpo. Lo ha hecho acompañado del número tres de su candidatura, Mario Cortés, que ha podido comprobar en sus propias carnes como en un mundo multimedia los elogios se los lleva el periodista televisivo y no el ingeniero de Teleco.

Montesinos ha desvelado, por si había dudas, cuál será una de las principales recetas del PP. Insistir en la connivencia de Pedro Sánchez con los partidos independentistas frente al proyecto popular, firme y rotundo en el rechazo a los nacionalistas catalanes. "Sánchez desaprovechó ayer una oportunidad de oro en su visita para aclarar a los malagueños y al conjunto de los españoles cuál es su política de pactos", ha manifestado. A ganas va a ser difícil competir con Montesinos. El tiempo dirá si el candidato está pecando de un exceso de ímpetu, pero ha vuelto a dejar claro que lo suyo será "trabajar, trabajar y trabajar para dar a conocer el proyecto de Pablo Casado".

Otro punto en el discurso de Montesinos, que ya empieza a trascender, es su voluntad manifiesta por contribuir a desencanallar el clima político actual. Real o no, ya se verá después del 28 de abril. Al menos, ha asegurado que va a trabajar para ello: "Voy a enarbolar la bandera del sosiego". Esa bandera, en parte, también es España. Y todavía debe decidir en qué dirección hondear. Montesinos y Cortés han acabado su comparecencia reivindicando, además, la mejora de conexiones para el PTA. Luego, más pasillos bulliciosos. La combinación de campaña y Atarazanas ya la puso de moda en su día Mariano Rajoy. Hay pocas cosas que gustan tanto al votante llano como ver a sus políticos pisando la fauna más local.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook