31 de marzo de 2019
31.03.2019
Ciencia

Un malagueño dirige el primer santuario de belugas del mundo

Michel Torres, de Sea Life Benalmádena, vigilará el traslado de Shangai a Islandia y la adaptación de las ballenas

31.03.2019 | 21:05
Little Grey y Little White.

El director de operaciones de Sea Life Benalmádena, Michel Torres, dirige el primer santuario de ballenas Beluga del mundo y junto a diversos profesionales seguirán de cerca el proceso de traslado de Shangai a Islandia y la adaptación de las belugas a su nuevo hábitat.

Así, Sea Life Trust sigue trabajando para cumplir el sueño de recibir a las ballenas beluga, Little Grey y Little White en su nuevo hogar en la isla de Heimaey, en la Bahía de Klettsvikk. Un espacio en aguas abiertas al sur de Islandia que acabará con la cautividad de las belugas.

Sea Life Benalmádena colabora con este proyecto, además de con acciones de divulgación y donación de fondos, aportando a personal técnico altamente especializado para poner en marcha el proyecto. Michel Torres, danés de nacimiento y malagueño de adopción, director de Operaciones de Sea Life Benalmádena, ha sido escogido a nivel mundial para dirigirlo.

En concreto, el santuario de ballenas de Islandia va a recibir en las próximas semanas a sus dos primeras inquilinas, dos ballenas beluga hembras, Little Grey y Little White, que proceden del OceanWorld Shangai, y que van a cruzar medio mundo con altas medidas de cuidado y seguridad hasta culminar su viaje en la isla de Heimaey, situada frente a la costa del sur de Islandia, el que será su nuevo hogar, según han detallado a través de un comunicado. Sea Life Trust se ha volcado en este santuario de Ballenas Beluga, como uno de sus más ambiciosos proyectos. El objetivo es el cuidado y protección de las ballenas en cautividad. Siendo especies que pueden tener un mejor desarrollo en espacios abiertos y controlados, los expertos decidieron habilitar este idílico espacio, el primero de este tipo creado para cetáceos, y del que se espera ayude a la rehabilitación de otras ballenas en cautividad.

El director del proyecto, Michel Torres, señala que «es todo un reto la organización del viaje de estas ballenas belugas, jamás se ha realizado nada igual». «Estamos ultimando todos los detalles para que cuando lleguen todo esté perfectamente coordinado; alimentación, espacio, traslado, cuidados veterinarios, entre otros. Una innumerable lista de detalles que nos tienen a todos concentrados al mil por mil», agrega.

Por su parte, la directora de Marketing de Sea Life Benalmádena, María Morondo, asegura estar «orgullosos de colaborar con este primer santuario de ballenas beluga del mundo: «Todos los miembros del equipo hemos seguido muy de cerca todos los avances, estamos soñando con ver a Little White y Little Grey nadando felices en aguas islandesas».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp