08 de abril de 2019
08.04.2019
Sanidad

El Hospital Regional de Málaga celebra su 40 aniversario donando vida

Hace cuatro décadas que se hizo el primer trasplante renal y desde entonces ha realizado 4.555 intervenciones

08.04.2019 | 13:04
En la imagen, parte del equipo que estuvo en aquella intervención y el actual, junto a algunos donantes y pacientes.

El 10 de enero de 1979 fue una fecha histórica en la sanidad malagueña. Cuando solo un selecto grupo de diez hospitales de España ya realizaba trasplantes renales, el Hospital Regional de Málaga se sumó con su primera intervención con donante vivo. Una alternativa al problema de insulina renal crónica que ofrecía al paciente más calidad y años de vida.

"Fue el día más feliz de mi vida", relata Rosario Ángel Fuentes, la donante y hermana de Antonio, el paciente que recibió el primer riñón y el que logró en tres o cuatro meses volver a su puesto de trabajo y retomar su vida. Ya fallecido, su hermana asegura que toda la familia se ofreció, sin embargo fue ella, la mayor de cuatro hermanos, quien tuvo más compatibilidad y a sus 35 años realizó el mayor gesto de amor que podía a su hermano de entonces 33 años. "Mi hermano estaba más asustado que yo. Yo estaba contenta y feliz, es lo que yo quería", explica.

El Hospital Regional celebra el 40 aniversario de esa primera intervención y desde entonces ha realizado 4.555 trasplantes, de los cuales, 3.400 han sido de tipo renal, el más común hasta ahora, pero entre los que se suman trasplantes revolucionarios como participar en el primer trasplante triple cruzado de Andalucía junto con el Hospital Puerta del Mar, en Cádiz.

Sin embargo, los propios facultativos que estuvieron allí aseguran que poco tiene que ver el tipo de operación que se realizó con las técnicas que se aplican ahora. Un acto de solidaridad y altruimos que no sería psible si no se incluye la donación como legado vital, según ha recordado el coordinador sectorial de Trasplantes de Málaga, Almería, Ceuta y Melilla, Domingo Daga Ruiz.

Urólogos y nefrólogos culminaron con éxito esas más de cuatro horas de intervención que ahora se ha reducido a escasas dos horas con técnicas menos invasivas. Además, al llevarlo a cabo con un donante vivo, se simultanearon dos quirófanos, con el doble de riesgos y posibles imprevistos que se pueden producir, frente a la opción de un donante fallecido. Aun así, el margen de maniobra de poder programar el día y hora la intervención fue algo positivo para el equipo que se enfrentaba por vez primera a esta intervención tras casi un año de preparación por parte de cada una de las partes implicadas.

La cirugía laparoscópica aún no se aplicaba y las cicatrices que se realizaban al donante le hacían estar incluso más tiempo que el propio receptor ingresado, algo que ha cambiado de manera drástica y se ha reducido a tres días, según ha informado el que fue el coordinador de Trasplantes del Sector Málaga durante 25 años, Miguel Ángel Frutos. "La diálisis era imperfecta y solo la toleraba bien la gente fuerte y joven, hoy día ya incluye más edad y trasplantar sin límite de edad lo cual viene muy bien y aumenta los años de vida. Es un logro de la medicina en la última década", expresa.

Otro de los avances de los últimos años ha sido el porcentaje de rechazo al nuevo órgano; si en los años 70 se estimaba en torno al 80 por ciento, ahora se ha reducido hasta el 10 por ciento. Antonio y Rosario son la prueba de ello.

Una alternativa vital

Mientras ahora se realiza este proceso en 50 hospitales de la geografía española, Montserrat Sedarons, enfermera que hizo la primera diálisis en Málaga y parte del equipo del primer trasplante programado recuerda con orgullo aquel día, un trasplante que fue todo un "éxito" y que funcionó durante bastantes años. "Fue una satisfacción tremenda ver que todo había funcionado y la donante está aún está estupenda", explica esta enfermera ya jubilada, quien recuerda cómo luchaban para darle al enfermero renal otra alternativa a la diálisis.

Una nefritis mesangial a los 16 años hizo que Antonio Morgado fuera sometido a los 49 años a un trasplante; 27 años hace de esa intervención que asegura que le cambió la vida gracias a ese riñón con el que aún convive. "En principio no me lo creí porque fue el día que me marché a casa para hacer la diálisis en mi domicilio, cuando me llamaron mientras comía para que fuera, que había un trasplante para mi", recuerda. Cuatro meses de diálisis, cinco horas pegados a una máquina y unos problemas de salud que le hacen eternamente agradecido a ese trasplante que le cambió por completo. "Una vez que empieza eso te entran unas ganas de comer y es abismal", expresa.

El Hospital Regional celebra este lunes una jornada especial con motivo de este 40 aniversario a la que ha acudido el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, quien ha asegurado que el número de trasplantes de riñón es mayor al número de pacientes dializados. "Estamos invirtiendo la balanza y se solventa de manera más eficiente", recalcó. Un acto que requiere de tres actores: receptor, donante y profesionales.

Datos de 2018

Referente en este ámbito, Andalucía batió récord en donaciones de órganos en 2018 , con 440 donantes que permitió la realización de 931 trasplantes, de los cuales, el Regional de Málaga realizó 246.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook