08 de abril de 2019
08.04.2019
Empleo

Málaga mantiene un ritmo récord de contratos pero no mejora la estabilidad

Hasta marzo se han firmado 192.600 contratos, mejorando por tercer año los niveles máximos de la época precrisis, aunque el 92,4% han sido altas temporales

08.04.2019 | 19:57
Un empleado de un establecimiento de playa sirve a los clientes.

Las contrataciones suben un 6%.

El mercado laboral de Málaga ha iniciado el año 2019 pulverizando de nuevo su récord de contratos firmados, y ratificando ritmos que desde 2017 se mueven ya en niveles superiores a los alcanzados en la época previa a la crisis aunque, eso sí, con una calidad en el empleo inferior al que se creaba entonces. Según los datos del Observatorio Argos de la Junta de Andalucía, en el primer trimestre del año la provincia ha firmado más de 192.600 contratos, una cifra que rebasa en un 6,1% a la del mismo periodo del pasado ejercicio (181.500) y que también supera a la que se registraba a estas alturas del año en 2007 (cerca de 170.000), cuando se alcanzó el punto álgido del periodo de bonanza antes del estallido de la recesión.

No obstante, la significativa generación de empleo queda ensombrecida de nuevo por las elevadas cotas de temporalidad y de trabajo a tiempo parcial existentes en el mercado, que si bien son ya algo inferiores que en los años más duros de la crisis, todavía están bastante por encima de las correspondientes al boom económico. Así, tan sólo el 7,6% de los contratos que se vienen firmando en este 2019 son indefinidos, un porcentaje que mejora el ínfimo 5,5%-6% de los años 2013 o 2014 pero que no llega al 10% o el 12% de la época de expansión. El pasado año, el porcentaje de contratos indefinidos firmados en el primer trimestre fue superior (8,4%) pese a que la Semana Santa cayó en marzo (en este 2019 lo hace en abril), con lo que esto supone para la generación de empleo estacional.

Las cifras de 2109 también reflejan que mientras la contratación indefinida ha subido en este primer trimestre un 8,3% en relación al mismo periodo del año precedente en tanto la indefinida baja un 4% . Se rompe así la tendencia de 2018 (donde aumentó más la contratación de fijos), algo que el Gobierno y los empresarios destacaban en esos momentos para afirmar que el mercado comenzaba a generar más contratos estables.

Los sindicatos, por su parte, recuerdan siempre que el problema de la temporalidad en la provincia, muy dependiente de segmentos estacionales como el turismo, es tradicional pero que se ha agudizado a raíz de la crisis y de la reforma laboral.

De esta forma, el otro 92,4% de las contrataciones que se hicieron en el primer trimestre (casi 178.000) se distribuye entre un amplio abanico de incorporaciones temporales y, en un gran porcentaje, bastante cortas.

Otro elemento que muestra esa mayor precariedad laboral es el mayor peso de la jornada a tiempo parcial en las nuevas contrataciones, ya sean temporales o indefinidas. Los contratos por horas representan el 36% de todos los que se firman en Málaga. El año pasado la tasa en el conjunto del ejercicio superó el 41,5% mientras que antes de la crisis no superaba el 25%. En cualquier caso, serán los meses de verano (cuando el recurso al empleo por horas es más intenso, sobre todo en la hostelería) la que determine el peso de esos contratos.

CCOO y UGT denuncian con insistencia que en la mayor parte de los casos, estas incorporaciones a tiempo parcial no responden a una elección del trabajador (que podría buscar esta modalidad, por ejemplo, para conciliar vida familiar o laboral) sino que se debe a que las empresas no están ofreciendo contratos a tiempo completo. El gran problema es que con esos sueldos no se llega a fin de mes. En segmentos como la hostelería, la contratación a tiempo parcial puede representar en algunos meses el 60% de las altas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp