09 de abril de 2019
09.04.2019
Salud

Más de 3.000 malagueños reciben atención psicológica al final de su vida

El apoyo emocional y espiritual para pacientes en cuidados paliativos y su entorno familiar es crucial

09.04.2019 | 14:15
Rueda de prensa sobre el décimo aniversario del Plan para la Atención Integral a Personas con Enfermedades Avanzadas de La Caixa

El Programa para la Atención Integral a Personas con Enfermedades Avanzadas, impulsado por La Caixa, cumple una década de trabajo en la atención psicológica, social y espiritual para pacientes en cuidados paliativos así como para su entorno. Desde entonces, en la provincia de Málaga, más de 3.000 enfermos han sido atendidos en la última etapa de su dolencia y 6.000 familiares han recibido apoyo psicológico  durante el proceso de duelo.

«El apoyo recibido ha sido crucial». asevera Alfonso Valdivieso-Morquecho, que está recibiendo apoyo psicológico tras el fallecimiento de su esposa.

Este plan está activo desde 2008 en 128 hospitales por todo el país, de los que tres pertenecen a Málaga: el Hospital Costa del Sol, el Universitario Clínico Virgen de la Victoria y el Marítimo de Torremolinos. Cuando estos centros hospitalarios estiman necesaria este tipo de atención en un determinado paciente, son derivados a los denominados "Equipos de Atención Psicosocial (EAPS)". De los 42 EAPS disponibles en España, uno opera en toda la provincia, asociado también a la Fundación Cudeca, especializada en cuidados paliativos.

Una ayuda integral

El objetivo principal de los Equipos de Atención Psicosocial consiste en complementar la labor médica con una atención psicosocial que mejore la calidad de vida del paciente y de su familia. Antonio Llergo, director del EAPS de Córdoba, explica que una vez superados los problemas físicos, "la principal fuente de sufrimiento son los emocionales, sociales y espirituales". En este sentido, más de 200 profesionales y 1.000 voluntarios trabajan tanto en las unidades hospitalarias como en el propio domicilio o residencia, para ayudar a afrontar el difícil final de una enfermedad avanzada y la pérdida de un ser querido, si así lo solicitan.

"El reto principal es el derecho humano principal de estar bien atendido hasta el final", afirma Marc Simón, subdirector General de la Fundación Bancaria La Caixa. Los principales atendidos son ancianos de unos 71 años, en mayor medida, hombres, con patologías principalmente oncológicas.

Formación para las familias

Otras de las ramas del proyecto consiste en una «Escuela de cuidadores» para las personas del entorno del paciente que, según Marc Simón, en algunos casos «no saben bien lo que hay que hacer». A través de talleres de formación, se ofrecen consejos para el cuidado diario del enfermo y además, se impulsa el aprendizaje en la gestión de las emociones propias, la comunicación entre los miembros de la familia y la preparación para el duelo."El apoyo recibido ha sido crucial". asevera Alfonso Valdivieso-Morquecho, quien está recibiendo apoyo psicológico tras el fallecimiento de su esposa.

Organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud y el Consejo de Europa han reconocido esta colaboración público-privada de acompañamiento y apoyo durante los cuidados paliativos. Por otro lado, la dotación económica para la realización de este programa roza el medio millón de euros en Andalucía, de los que cerca de 400 euros van destinados exclusivamente al paciente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook