11 de abril de 2019
11.04.2019
La Opinión de Málaga
Alhaurín de la Torre

Plan pionero en España para la restauración de la cantera de Taralpe

El proyecto, realizado por Hanson HeidelbergCement, contempla la rehabilitación geomorfológica así como de flora y fauna autóctona

11.04.2019 | 05:00
Presentación del plan de restauración para la cantera de Taralpe.

La cantera de Taralpe, ubicada en el municipio de Alhaurín de la Torre, comenzó su actividad minera en los años setenta. Desde entonces, ha estado funcionando de manera intermitente hasta que en 2014 echó el cierre definitivo. Dos años después, la productora de áridos y hormigón Hanson-HeidelbergCement adquirió esta explotación minera con el objetivo de restaurarla y cedérsela a la comarca.

El proyecto, elaborado en colaboración con la Universidad Complutense de Madrid y la Fundación Tormes para el cuidado del entorno natural, se centra en la «restauración geomorfológica» de la cantera, esto es, replicar el relieve y el paisaje natural del entorno. «Lo que queremos hacer es acelerar el proceso de algo que nos llevaría cientos de años», explica Carlos Sánchez, director de Operaciones de Hanson-HeidelbergCement.

Reconstrucción hidrográfica

Una de las principales vías de actuación será la reconstrucción de la red hidrográfica del fondo del valle, alterada debido a la anterior actividad minera, a través de una novedosa técnica llamada «GeoFluv-natural Regrade», que solo se ha empleado en diez ocasiones en España y nunca en roca caliza, como ocurrirá en este caso. Será la primera vez que se emplee este método en Andalucía.

Además de reconstruir los cauces existentes en el propio entorno, se construirán «depresiones naturalizadas» que recogerán la escorrentías y los sedimentos en caso de fuertes precipitaciones. «España es el único país de Europa que está desarrollando estas técnicas, de hecho, se están exportando». Así lo explica José Francisco Martín, profesor de la Universidad Complutense de Madrid y experto en restauración geomorfológica.

Por otro lado, se reformarán las laderas del valle, ahora convertidas en frentes de explotación abandonados, para que adopten las formas naturales el entorno. «Se trata de difuminarlo todo y replicar acantilados», subraya Francisco Martín. Esta vía para la reconstrucción del relieve en roca caliza será también una novedad a nivel nacional.

Asimismo, este plan propone una restauración del equilibrio ecológico de Taralpe y la reactivación de su ecosistema. Para ello, la Fundación Tormes ha propuesto dos soluciones. En primer lugar, la revegetación con cultivos tradicionales como algarrobos, olivos, higueras y almendros, además de impulsar las especies vegetales silvestres. Posteriormente, se pretende impulsar un proceso de «refaunación» para mejorar la conectividad ecológica vegetal y animal.

Este proyecto ya fue presentado a finales de año en el Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre, ante la comisión de estudios para la restauración y reforestación de las canteras, donde tuvo una buena acogida.

A partir de ahora, queda pendiente de aprobación en el pleno del Consistorio de este municipio y deberá contar con el beneplácito del Gobierno andaluz para su puesta en marcha, unos trámites que podrán prolongarse durante dos o tres años.

En caso de obtener luz verde, se estima que se necesitarán entre ocho y quince años para la finalización de los trabajos en las 116 hectáreas pendientes de restauración en este enclave natural.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook