05 de mayo de 2019
05.05.2019
Comercios

Las otras calles de Málaga donde ir de compras

Las grandes marcas de moda se han asentado en las principales calles del Centro, haciendo que el pequeño comercio se haya visto obligado a desplazarse a las pequeñas vías aledañas.

05.05.2019 | 20:33
Foto de la calle Mártires, una de las que más se está transformando en los últimos meses.

La calle Mártires, Andrés Pérez, Bolsa o la Plaza Pintor Eugenio Chicano son las nuevas alternativas para el sector de la moda

En pleno centro malagueño, la calle Larios y la calle Nueva se han convertido en un codiciado escaparate para las grandes cadenas del sector de la moda. En poco más de una década, estas vías se han visto transformadas convirtiéndose en el epicentro de franquicias y en unos de los tramos más concurridos del casco antiguo. Los gigantes textiles se han ido apoderando de estas dos céntricas vías, haciendo que las pequeñas tiendas de moda comiencen a desplazarse a ejes secundarios.

Estos comercios se están asentando en pequeñas calles aledañas devolviéndoles el encanto y ofreciendo una gran alternativa para aquellas personas que huyen de los bullicios y les gusta disfrutar de una tarde de compras con tranquilidad. Sin tener que entrar en la zona roja del casco antiguo, la ruta de compras se puede iniciar por la calle Mártires, donde se encuentra Península, una de las tiendas de segunda mano que ha resurgido en la capital, para pasar a la original Señorita White Shop donde adquirir coloridos diseños con aire vintage.

Directamente y tras pasar por la plaza de los Mártires, se sitúa la estrecha calle Andrés Pérez. Se trata de una de las vías del casco antiguo de Málaga que más se ha transformado en los últimos años. Esta ha pasado del olvido a convertirse en un espacio comercial en el que numerosos establecimientos ofrecen una alternativa a otras zonas del centro. Aquí se reúnen tiendas como Ambar Showroom, Color Hueso o El desván de Lulú, entre otras marcas. En los 140 metros de este pequeño callejón también se dan cita galerías de arte, ropa vintage, artesanía de cuero e incluso si se quiere descansar un rato se puede hacer degustando alguno de los helados de la emblemática Casa Mira o hacer parada en uno de los vegetarianos que se encuentran en ella.

Tras pasear por Andrés Pérez, es inevitable desviarse a la derecha para entrar en la plaza Pintor Eugenio Chicano. Este espacio renombrado por el Ayuntamiento de Málaga como La Brecha, reúne ocho firmas de artesanía donde poder adquirir las creativas prendas de Elena Acha, Scrapbooking y artesanía en la tienda Scrappiel, Roto Cerámica o Matraca. A pesar de no ser un rincón expresamente dedicado al sector de la moda, es un espacio al que siempre es aconsejable acercarse para acertar con algún regalo especial.

El centro es un hervidero de comercios de gran actualidad, pero si hay que decantarse por una única zona donde encontrar una variada oferta, esa la componen la calle Bolsa y Torre de Sandoval. En ellas, se localizan tiendas como Chavala y Chavala Fun que reúnen variadas marcas. Además, son uno de los puntos de venta de la firma española de moda sostenible Ecoalf, la cual crea todas sus prendas a partir de los residuos plásticos. Los zapatos y bolsos también están presentes en estas vías con Mariana, una tienda que aglutina multitud de marcas de fabricación nacional. A pocos metros, se sitúa uno de los lugares más de moda de la ciudad, La Temporal, un espacio efímero donde todos los viernes puedes encontrarte un pop-up diferente con moda, complementos, decoración, talleres... diferentes cada semana.

Al otro lado de la gran calle Larios, también se pueden recorrer algunas callejuelas como la calle Salinas donde la moda infantil es la protagonista con tiendas como Piola o Las Tres Ocas, todo un clásico para los más pequeños de la casa. A esta calle, también se ha incorporado recientemente uno de los centros de belleza de más éxito de la ciudad, Coco Beauty, perfecto para darse unos mimos pero rodeado de más tranquilidad, sin prisas y sin bullicios.

La calle Sancha de Lara, la primera de las vías perpendiculares a la calle Larios, se ha convertido en uno de los lugares de los que es difícil salir sin comprar nada. En esta mítica vía malagueña se encuentran instaladas firmas como la conocida Camisería Española o Carmen Sorolla, una de las zapaterías multimarca que no pueden faltar en una ruta de compras por la ciudad. A ellas se suman Coco Woman, Azulay, la bisutería de Targut o Mammut, una juvenil tienda que reúne marcas como Sam Newman o Mr. Boho.

No puede finalizarse el recorrido sin pasar por las calles Antonio Baena Gómez y Doctor Felipe Sánchez. Estas dos continuadas vías te permite dejar atrás en tan sólo un par de pasos el alboroto y la gran cantidad de turistas que transitan por el centro. En ellas, se localizan tiendas de complementos como Symphorine o VR Calzados, moda en Fields, Nice Things y de nuevo, Camisería Española, para terminar en la divertida Mumy Room.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook