06 de mayo de 2019
06.05.2019
Medio Ambiente

Ecologistas piden la prohibición del baño en Arraijanal por posibles vertidos fecales

La asociación Ciriana denuncia ante Costas y Emasa dos arquetas que desprenden "un olor putrefacto" y aguas viscosas en el entorno.

06.05.2019 | 11:06
Ecologistas piden la prohibición del baño en Arraijanal por posibles vertidos fecales
Una de las dos arquetas, con la pasarela rota al fondo y la alambrada del Parador de Golf pegada a la orilla.

Los ecologistas de la asociación Ciriana, de Churriana, han presentado el pasado fin de semana sendas denuncias ante la Dirección General de Costas, el Ministerio para la Transición Ecológica, Emasa y la Consejería de Salud en el que piden la prohibición de baño y cierre de la playa ante un posible vertido de aguas fecales en dos grandes arquetas, una situada en mitad de la playa y la segunda junto a los terrenos del Parador de Golf.

La denuncia subraya el "olor putrefacto en la misma orilla" que desprende el entorno de estas dos arquetas de hormigón que, además, con el aumento del nivel del mar en "al menos cinco metros" las ha dejado expuestas y constituyen un peligro para paseantes y bañistas.

"Hay mal olor, te paseas por la zona y lo primero que te das cuenta es del aumento de la temperatura y la viscosidad del agua", ha declarado este lunes a La Opinón Maricruz Torres, secretaria de Ciriana, que además alerta de la presencia de alumnos de una escuela náutica y el riesgo de corren.

"Por todo ello hemos pedido que prohíban el baño y cierren la playa, hasta que se determine si hay vertidos y quién los vierte".

Maricruz Torres destacó que las arquetas se hicieron "el año pasado, y las metieron bajo tierra sin permiso de Costas, porque tenían que haber tenido una autorización". El aumento del nivel del mar las habría desenterrado.

Pasarela de madera rota y los terrenos del Parador de Golf, pegados a la orilla.

Y en relación con el aumento del nivel del mar, la asociación ecologista también denuncia que el Parador de Golf de Málaga "ha invadido la zona de playa protegida por la Ley de Costas, con lo que el alambrado de los terrenos "está en la misma orilla, donde rompen las olas" y esto hace que el paso de los vecinos por la orilla sea "imposible", destaca la denuncia.

Maricruz Torres lamenta que, pese al avance de unos cinco metros de las aguas, "por el cambio climático", el Campo de Golf no haya retranqueado la alambrada.

El aumento del nivel del mar también ha roto una pasarela de madera que, denuncia Ciriana en la denuncia, "está colocada sobre la arena, en lugar de instalarla de forma aérea", con lo que, señalan los ecologistas, se están "destrozando especies vegetales protegidas en un suelo que contiene Hábitats de Interés Comunitario". La asociación, indica la secretaria, cree que es una pasarela instalada por la Diputación de Málaga, pero lamenta que no ha recibido respuesta de esta.

Por último, el escrito llama la atención sobre la extracción por parte del Ayuntamiento de tierra en el vecino arroyo del Cañuelo, junto al Campo de Golf, con el fin de acabar con su encharcamiento y con mosquitos que, a juicio de los ecologistas, ha terminado con dos cordones de dunas, ejemplares de flora y fauna cinegética y a causa de estas obras, "el mar ha rellenado con arena el socavón y las olas han golpeado con mucha más fuerza y violencia las orillas de ambos lados de la desembocadura".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp