10 de mayo de 2019
10.05.2019
Comercio

Málaga triplica sus exportaciones a Japón con la carne y el aceite a la cabeza

Más de 50 empresas acuden a una jornada en la Cámara de Comercio donde se analiza el nuevo tratado UE-Japón

10.05.2019 | 12:37
La apertura de la jornada en la Cámara de Comercio.

La Cámara de Comercio de Málaga acoge este viernes una jornada sobre las oportunidades empresariales de negocio en Japón a la que han asistido más de 50 firmas de la provincia, la mayoría del sector agroalimentario. El reciente acuerdo comercial entre la Unión Europea y Japón, que entró en vigor el pasado mes de febrero, ha incrementado las posibilidades exportadoras al suprimir el 99% de los aranceles, lo que puede ser aprovechando por la empresas malagueñas para ampliar su cuota en el mercado nipón. Málaga es una de las provincias españolas que más exporta a Japón (sólo la superan Madrid, Barcelona, Murcia y Zaragoza), principalmente productos agrícolas y ganaderos como la carne de porcino, el aceite y frutas y hortalizas.

La exportación malagueña a este país se ha multiplicado por tres en los últimos años y alcanzó los 35 millones de euros en 2018. No obstante, hay todavía mucho margen de mejora ya que Japón es sólo el décimo mercado malagueño en volumen de ventas, concentrando sólo el 1,7% de la exportación de la provincia. En el seminario se han analizado las oportunidades de negocio, destacando opciones como el segmento de bebidas, productos farmacéuticos, aparatos ópticos, prendas de vestir, servicios tecnológicos y de energía.

El seminario, organizado en colaboración con la Embajada de Japón en España, ha contado con la presencia del director general de política comercial y competitividad del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, José Luis Káiser, el primer secretario de la Embajada, Takahiro Yamada, y el director general de la Japan External Trade Organization (Jetro) en España, Tatsuya Kato. Además, han intervendo Jerónimo Pérez-Casero, presidente de la Cámara de Comercio de Málaga, Natalia Sánchez, vicepresidenta ejecutiva de la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM) y, en la clausura del acto, la subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez.

Káiser ha comentado que el acuerdo comericial UE-Japón ha supuesto la elminación del 99% de los aranceles comerciales, que hasta ahora grabavan las exportaciones entre un 10% y un 50%. Eso va a permitir un mayor flujo comercial hacia el país nipón, que en el caso de Málaga se cocentra sobre todo en los productos agrícolas y ganaderos (carne, aceite y hortofritícola), y algo de componentes tecnológicos y de automoción.

"Málaga es una plaza importante dentro del comercio español con Japón. Somos una buena palataforma de acceso a Europa, Latinoamérica y el norte de África", ha comentado Káiser. España exporta productos a Japón por valor de unos 2.400 millones anuales y relaizado importaciones de 4.000 millones, lo que arroja un déficit comercial de unos 1.600 millones, cifras que se espera mejorar a raíz del acuerdo. A su jucio, el nuevo tratado comercial ha hecho que Japón, hasta ahora uno de los mercados más complicados para las empresas malagueñas, sea ahora más accesible. "Se han quitado aranceles y barreras regulatorias y se han armonizado estándares de producción. Japón ahora es un mercado abierto prácticamente al 100%", ha dicho.

Por su parte, Yamada ha explicado que productos como la carne de porcino de Málaga o el aceite son "muy codiciados" por los consumidores japoneses, y espera que con el nuevo acuerdo con la UE el flujo comercial aumente de forma considerable. De igual forma, también pueden crecer las ventas e inversiones de Japón en España y Málaga, con sectores significativos como la maquinaria electrónica y la industria del automóvil.

Desde la Cámara de Comercio, Pérez Casero ha destacado la supresión de aranceles y ha recordado que Málaga tiene una aceptable actividad comercial que, sin embargo, hay que seguir aumentando. "Las relaciones deben verse facilitadas por el acuerdo de la UE con Japón", ha comentado el presidente de la institución, que ha recordado en este sentido la oportunidad que tienen las empresas del Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) y la agroindutria y las bodegas malagueñas.

El acto ha acogido además una mesa redonda en la que han participado responsables de empresas como Fujistu Ten España, que tiene su fábrica en el polígono del Guadalhorce, Euronatura o Tupl.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook