16 de mayo de 2019
16.05.2019
Sanidad

La subida de las intervenciones quirúrgicas reduce las listas de espera en la provincia

El plan de choque de la Junta de Andalucía logra disminuir en un mes la lista de pacientes en espera de una operación en un 6% en Málaga y en un 9% a nivel regional, con una estrategia centrada en el incremento de las operaciones

16.05.2019 | 14:27
Las operaciones se han aumentado por la tarde para reducir la espera.

Sacar a la luz la cifra de pacientes que están pendientes de una intervención quirúrgica o consulta especializada y crear un plan para reducirlo ha sido una de las tareas principales en materia sanitaria del Gobierno andaluz desde que entró en la Administración en diciembre. Un plan de choque a nivel regional que en solo un mes ha logrado que Málaga aumente el número de intervenciones con respecto al mismo periodo el año pasado y ha pasado de 8.476 operaciones a 9.021; 545 intervenciones más.

Los últimos datos aportados por el consejero de Salud y Familia, Jesús Aguirre, indican que en el periodo comprendido entre el 25 de marzo y el 30 de abril de este año –26 días hábiles– la región andaluza ha reducido en 2.979 pacientes las listas para entrar a quirófano en las ocho provincias, un descenso que equivale al 9,4 por ciento del total, sin desglosar a qué porcentaje equivaldría ese respiro en las listas de espera a nivel provincial.

Hay que recordar que en Málaga la lista de espera para intervenciones quirúrgicas y consultas especializadas sumaba un total de 843.538 pacientes, medio millón más que la cifra que daba el antiguo equipo de gobierno, de los cuales, 167.117 personas afectadas son de Málaga. Un desfase de cerca de 100.000 personas más que el Gobierno socialista no contabilizaba al sumar 60.000 pacientes en la sanidad malagueña.

De entre esos más de 167.000 afectados en la actualidad, 136.381 están pendiente de la primera consulta de especialista, mientras que 30.730 deben pasar por quirófano; 7.397 de los cuales, están fuera de plazo y con una demora superior a 365 días, según informó la Junta al conocer los datos una vez que entró en San Telmo. Y es que la Junta hace especial hincapié en este tipo de pacientes, que suman en la región más de 30.000 afectados, de los cuales, 2.232 ya han pasado por quirófano.

El plan de choque puesto en marcha por la Consejería de Salud contempla un presupuesto de 25,5 millones de euros de cara a final de año y tiene como principal línea estratégica el aumento de la actividad quirúrgica, la derivación a centros concertados, el pago de horas extraordinarias a los profesionales sanitarios para poder poner en marcha los quirófanos a pleno rendimiento y un impulso a la cirugía ambulatoria.

En Málaga, se han sumado cuatro quirófanos por la tarde a la actividad del Hospital Regional durante abril y la apertura del Hospital del Valle del Guadalhorce también ha supuesto un incremento de la actividad quirúrgica de la provincia. «Contribuye a reducir el número de personas que están pendientes de una intervención, mejorando así el nivel de respuesta en este ámbito de la atención para toda su población de referencia, tal y como se establece en las directrices prioritarias para esta materia por parte del nuevo Gobierno andaluz», expuso con motivo de la apertura de los cuatro quirófanos del Guadalhorce la institución pública.

En concreto, 545 operaciones que engloban la actividad ordinaria, extraordinaria, continuidad asistencial –operaciones por la tarde– y conciertos. Las intervenciones fuera de plazo de un procedimiento sujeto a garantía y aquellos no garantizados pero con una demora superior al año han aumentado con 409 intervenciones (38 por ciento más que en 2018); unos pacientes que están incluidos también en las listas de actividad extraordinaria y otros apartados.

Tipos de paciente


El desglose llevado a cabo por la Junta de Andalucía es que la actividad ordinaria ha crecido en 369 intervenciones, un 5,2 por ciento más que el año pasado. La actividad extraordinaria suma 103 operaciones, un 87 por ciento más que el año anterior aunque descienden las llevadas a cabo a través de conciertos con 19 menos. Las intervenciones relativas a la continuidad asistencial también aumentan en 92 operaciones y supone un 76 por ciento más que en 2018.

«No solo estamos implementado un Plan de Choque sino que, además, hemos incrementado la actividad de los recursos ordinarios: hemos aumentado casi un 10 por ciento la actividad ordinaria; un 52 por ciento la continuidad asistencial, que son las intervenciones que se realizaban por las tardes; y hemos mantenido prácticamente igual la actividad derivada a concierto, la derivada a hospitales privados», expuso el consejero Aguirre con respecto a la estrategia llevada a cabo a nivel regional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook