17 de mayo de 2019
17.05.2019
Animales

La Policía Local captura a una suricata agresiva que entraba en una vivienda

El ejemplar fue encontrado por una pareja de turistas gallegos cuando volvieron a la vivienda turística que habían alquilado por vacaciones

17.05.2019 | 13:10
Imagen de la suricata capturada por la Policía Local.

Efectivos del Grupo de Protección de la Naturaleza (GRUPRONA) de la Policía Local de Málaga han recuperado a una suricata tras recibir una llamada en la que solicitaban su captura debido a que se encontraba muy nerviosa y agresiva, intentando introducirse en el interior de un inmueble en la calle Islas Canarias.

Los inquilinos, turistas de nacionalidad española y origen gallego, manifestaron que decidieron solicitar los servicios de la Policía Local para la captura del animal, ya que al regresar a la casa de alquiler en la que se encontraban pasando unos días de vacaciones habían encontrado lo que a ellos les pareció un lémur, en la zona exterior de la vivienda, sin tener conocimiento de quién podía ser su propietario.

Su captura no fue nada fácil, ya que el animal se movía con gran rapidez por la zona de patio y piscina exterior de la vivienda, defendiéndose panza arriba con uñas y dientes cuando se acercaban los agentes del GRUPRONA para intentar hacerse con él, llegando a morder en varias ocasiones los guantes de seguridad que portaban.

Cabe señalar que estos pequeños mamíferos carnívoros de origen africano normalmente tienen una apariencia simpática y suelen ser muy sociables, pero cuando se sienten amenazados o son invadidos territorialmente no dudan en atacar.

Finalmente, los policías locales lograrían capturarla ayudándose de un zalabar, herramienta que suelen usar para otros animales, todo ello sin causarle ningún tipo de daño.

Tras ello, los policías locales la trasladaron al Centro Zoosanitario Municipal para que fuesen observados por veterinarios, así como llevar a cabo las indagaciones oportunas al respecto de su procedencia.

Desde GRUPRONA se quiere recordar que la no adopción de las medidas de las medidas de seguridad que garanticen el total confinamiento de este tipo de animales, a fin de evitar su fuga y propagación en el medio natural, así como los daños ocasionados por fugas fortuitas son responsabilidad del titular del ejemplar, quien deberá comunicar la misma a la Consejería competente en materia de medio ambiente en el plazo máximo de cuarenta y ocho horas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp