20 de mayo de 2019
20.05.2019
Ataque

Los perros abandonados se refugian en los polígonos y en el delta del Guadalhorce

Pueden sentirse amenazados y atacar a los propios viandantes de la zona, tal y como le ocurrió este pasado domingo a un joven malagueño

20.05.2019 | 14:11
Los polígonos de Málaga, hábitat de perros abandonados.

Perros potencialmente peligrosos (PPP)

  • Se trata de las razas caninas que por su carácter agresivo, tamaño o potencia de mandíbula tienen la capacidad de poner en peligro la vida o integridad física de las personas, reuniendo la mayoría de las características que se establecen, salvo que se trate de perros de asistencia acreditados y adiestrados en centros oficialmente reconocidos. Las razas de perros (y sus cruces) identificadas como Potencialmente Peligrosas por la Junta de Andalucía son: Pitt Bull Terrier, Staffordshire Bull Terrier, American Staffordshire, Rottweiler, Dogo Argentino, Fila Brasileiro, Tosa Inu, Akita Inu y Doberman.

Durante la madrugada de este pasado domingo, un hombre era atacado por una jauría de perros en el polígono de Santa Teresa. La víctima, de unos 30 años de edad, fue herida gravemente e ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Virgen de la Victoria donde actualmente continúa. Este acontecimiento no sólo ha puesto de manifiesto el abandono de animales, sino la inseguridad existente y cada vez mayor en estos polígonos, donde en los últimos años, pasear por ellos se ha convertido en una acción peligrosa debido a la frecuencia con la que los viandantes se encuentran con perros asilvestrados que tienden a perseguirlos llegando a sentirse amenazados. «Aunque no han llegado a la peligrosidad de este ataque, si que se nos ha informado de la existencia de este tipo de perros asilvestrados y abandonados que hacen de zonas como Guadalmar, Guadalhorce o los diferentes polígonos de la ciudad, su territorio», explica Carmen Manzano, responsable de la Protectora de Animales de Málaga.

El hecho de que se encuentren en plena libertad y sin ningún tipo de control hace que la cantidad de canes que merodean estos territorios sea cada vez mayor. «Van aumentando continuamente porque comienzan a reproducirse, entonces a pesar de que por parte de las protectoras se rescaten a algunos de ellos, es una misión bastante difícil si no se toman medidas», señala Manzano. Los perros localizados por la protectora en estos polígonos son, en su mayoría, «animales abandonados procedentes de la caza y de las monterías, podencos, pastores alemanes, etc. Sólo hay que fijarse en este caso, donde las autoridades policiales dispararon y ellos se escondieron, muy propio de las razas utilizadas para ello».

El ser producto del abandono los han convertido en supervivientes y, como tal, tienden a «marcar su territorio en el que en ocasiones, pueden verse amenazados con la presencia de las personas, lo que puede llegar a provocar el ataque». La Protectora de Animales de Málaga insiste en que la solución frente a este tipo de problemas está en el control del abandono por parte de los dueños de estos perros. «La mayoría de ellos no tienen el chip de identificación ni están vacunados, por lo que aún es más fácil desentenderse de ellos sin que implique ninguna sanción ni reconocimiento del responsable».

Frente a lo acontecido este domingo, tanto el Ayuntamiento, como la Policía Local y la Guardia Civil han activado un dispositivo de búsqueda para capturar a los perros que atacaron al joven malagueño mientras paseaba por el polígono de Santa Teresa. Así lo comunicó el concejal de Sostenibilidad Medioambiental del Ayuntamiento de Málaga, Jose del Río, quien confirmó que «hasta el momento tan sólo se ha capturado a uno de los perros que conformaban la jauría y se sigue buscando al resto para posteriormente analizar cómo se ha producido la situación, identificarlos y saber si tienen dueños o no para tomar unas medidas u otras».

Por su parte, la Asociación de Polígonos y Parques Industriales de la capital ha procedido a emitir un informe al Área de rehabilitación y gestión de parques industriales y empresariales para que se tomen medidas al respecto y evitar futuros ataques. «Ya hace más de un año que no teníamos noticias de esta cantidad de perros en los polígonos, por lo que pensamos que estaban de paso por la zona, ya que ninguno de los miembros del personal de mantenimiento de estos parques empresariales tenían conocimiento de que estuvieran merodeando perros. Por ello, hemos emitido un informe para que se active un dispositivo preventivo y no vuelva a ocurrir lo sucedido este fin de semana», explicó Sergio Cuberos, presidente de la asociación. Para evitar estas situaciones, el Consistorio malagueño mantiene vigente una ordenanza municipal sobre la tenencia de animales peligrosos regida mediante la Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el Régimen Jurídico de la Tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos aprobada en los años noventa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook