21 de mayo de 2019
21.05.2019
Sucesos

Un policía fuera de servicio salva a dos bañistas en la Misericordia

Un agente de la Policía Nacional libre de servicio remolcó en su tabla a una pareja a punto de ahogarse

21.05.2019 | 11:26
Los bañistas rescatados, junto al agente de la Policía que les auxilió.

Servicios policiales que salvan vidas

  • Los agentes de la Policía Nacional son protagonistas de servicios humanitarios muy a menudo, aunque no todos ven la luz. En los últimos meses, la provincia malagueña ha sido testigo de diferentes actuaciones que han evitado diferentes tragedias. Entre ellas destacan el rescate de un conductor que previamente se había despeñado con su vehículo en la zona de El Torcal; la intervención que evitó que una joven de 20 años se arrojara desde un puente de la A-7 en Marbella; que una mujer arrojara a su propia hija desde un octavo piso en Málaga capital; o el rescate de un hombre quedó atrapado en un contenedor de ropa durante más de una hora.

Un agente de la Policía Nacional de Málaga ha rescatado a una pareja a punto de ahogarse en una playa en Málaga. En el momento del rescate, el funcionario, que es aficionado al surf, remolcó en su tabla a dos bañistas que habían sido arrastrados mar adentro por la corriente y que, golpeados por las olas, tenían serias dificultades para mantenerse a flote.

Los hechos tuvieron lugar el pasado día 14 de mayo sobre las 16:00 horas en la playa de la Misericordia. El agente practicaba surf cuando se percató de los gritos de auxilio de un hombre y una mujer, ambos de 20 años.

Situación límite

Los bañistas se introdujeron en el agua siendo sorprendidos por una fuerte resaca que los llevó mar adentro. Precisamente fue la corriente y el intenso oleaje los que pusieron en una situación límite a aquellos.

Con evidentes signos de fatiga y apenas fuerzas para mantenerse a flote, la pareja era alcanzada por un agente -destinado en la Comisaría Provincial de Málaga-, que consiguió subir a los bañistas a su tabla de surf y remolcarles hasta la orilla de la playa poniéndoles a salvo. Una vez en tierra firme, el agente atendió a la pareja, que se hallaba bien de salud -no necesitando de asistencia médica-, tranquilizándoles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook