28 de mayo de 2019
28.05.2019
Política

Cs da por extinguido el pacto de 2015 y se abre a pactar sin quitar a Pomares

El partido naranja se acerca a un acuerdo de gobierno con De la Torre - Deja en el aire que Juan Cassá siga como portavoz en el nuevo mandato

28.05.2019 | 13:21
Juan Cassá, Albert Rivera y Francisco de la Torre, en una imagen de archivo.

La figura de Francisco Pomares puede ser un inconveniente menor a la hora de negociar un acuerdo entre el PP y Ciudadanos, que acabe en una nueva investidura o un gobierno de coalición con Francisco de la Torre. La formación naranja ha dado esta mañana por extinguido el acuerdo de investidura que firmó Elías Bendodo y Juan Cassá en 2015, asumido de forma inherente por De la Torre, y que establecía la obligación de retirar el acta de concejal a cualquier persona que estuviera investigado. Así lo ha anunciado esta mañana el portavoz de la Ciudadanos en Málaga, Carlos Hernández White, señalando que el marco que rige es el pacto de investidura que se perfiló en diciembre entre Juanma Moreno y Juan Marín como paso previo para dar forma al gobierno PP-Cs en la Junta. En este acuerdo, se deja claro que la retirada del acta se debe producir en el momento en el que un juez dé el paso de abrir juicio oral al investigado. Esto supone una diferencia sustancial con respecto al acuerdo firmado en 2015 entre De la Torre y Cassá, e insufla aire a Pomares al que, aunque investigado por el caso Villas del Arenal, aún no se le ha abierto juicio oral. Es más, el propio De la Torre se ha mostrado convencido, en reiteradas ocasiones, que será desimputado. De esta manera, el partido desautoriza en cierta medida al propio Cassá y sus declaraciones emitidas en la propia noche electora. "No vamos a pactar con un partido que tenga imputados en sus listas", en varias ocasiones que no apoyaría a De la Torre mientras que mantenga a Pomares. Bajo el pretexto de ese acuerdo, el partido justificó la ruptura con el alcalde popular el pasado mes de febrero. La situación entonces era distinta y la cercanía de la cita electoral invitaba al distanciamento.

Esta postura fue explicada por Hernández White, que ha hecho esta mañana una valoración global de los resultados electorales en la provincia, que han sido destacados como "positivos" en todos los sentidos. En 2015, la formación naranja obtuvo el 6,73% de los votos en la provincia. El escrutinio del domingo refleja un 6,75% y dibuja una clara situación de estancamiento que no ha impedido a White, no obstante, de hablar de "expansión" del proyecto. Los focos y las preguntas han estado centrados, en todo caso, en el panorama de pactos que se le abre ahora a Ciudadanos y, especialmente, en la capital. Sobre un apoyo de Ciudadanos a De la Torre para que siga como alcalde, Hernández White ha derivado, en última instancia, todas las aristas y la toma de decisión al Comité Nacional que ha creado Ciudadanos en Madrid. Es el órgano creado por la formación naranja, presidido por José Manuel Villegas, y encargado de evaluar las opciones de pactar en los distintos municipios.

La portavocía de Cassá, en el aire

No ha querido cargar la responsabilidad de la bajada de apoyos de Ciudadanos y la pérdida de un concejal en la figura de Cassá, pero ha dejado en el aire que siga ejerciendo como portavoz en el nuevo mandato que se abre el próximo 15 de junio, con la constitución de los diferentes ayuntamientos. "Es algo a lo que estamos sujetos que se constituyan los grupos municipiales", ha señalado. De esta manera, el partido deja la puerta abierta a que la número dos de la candidatura, Noelia Losada, se convierte en la cara visible de Ciudadanos en el Ayuntamiento. Para Hernández White, los resultados municipales no suponen un fracaso porque su formación mantiene el estatus de ser determinante. "En Málaga seguimos siendo llave. Nos importa más ser llave, ser útil a los malagueños, que sacar dos, tres, cuatro o cinco concejales. Lo más importante es condicionar un gobierno con nuestro ideario".

Aunque la configuración de pactos queda en manos del Comité Nacional, Hernández White sí ha expresado que existe una "preferencia para llegar a acuerdos con el PP", por lo que las coordenadas en la provincia no variarían con las que se ha trazado el partido a nivel nacional. Preguntado por el caso de la Diputación, el portavoz naranja sí se ha mostrado contundente y ha calificado como "lógica" a la reedición del pacto que mantiene su partido con el PP en la institución provincial. Sobre otros ayuntamientos de envergadura como el de Mijas o Torremolinos, ha vuelto a señalar que la última palabra la tendrá el mencionado Comité Nacional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp