05 de junio de 2019
05.06.2019
Educación

Más de 600 estudiantes de Málaga ya tienen su carnet de emprendedor

La Junta ha entregado esta distinción a los alumnos durante la Feria de Emprendimiento Educativo en la que han participado 54 centros de toda la provincia

05.06.2019 | 13:41
Las imágenes del Foro de Emprendimiento Educativo.
La Feria de Emprendimiento se ha celebrado en el Palmeral de las Sorpresas.

Una miniempresa para promover los productos del campo o un videojuego realizado por completo por estudiantes de un colegio rural y un instituto son algunos de los proyectos realizados en el marco del Programa Innicia para impulsar la cultura emprendedora en los centros educativos.

«Una persona emprendedora, llena de ilusión y que, con sus ideas y su creatividad, contribuye a un mundo mejor. Representa el presente y el futuro de nuestra tierra». Así son los alumnos malagueños que desde ayer tienen un carnet de emprendedor que les acredita para continuar un camino que acaba de empezar con una pequeña empresa escolar. El primer paso para aprender las habilidades necesarios para emprender y forjar su propio futuro.

Juan Pablo, Salva, Leo y Pedro, alumnos de 1º de ESO del IES Mayorazgo, son cuatro de los más de 600 estudiantes a los que la Junta de Andalucía entregó ayer este carnet. Poco antes de recibirlo recorrían el Palmeral de las Sorpresas a la caza de compradores para unas pulseras solares que cambian de color para que no se nos olvide protegernos del sol. Uno de los productos de su empresa escolar.

Un total de 54 centros educativos de toda la provincia expusieron sus proyectos en la undécima Feria de Emprendimiento Educativo en la que participaron más de 600 estudiantes de Primaria, Secundaria, Bachillerato y FP.

«Son la semilla del futuro de Andalucía», manifestó la gerente de Andalucía Emprende, Rosa Rosa Siles, en referencia a los alrededor de 8.000 participantes en el Programa Innicia que culmina cada año con esta feria del emprendimiento que se celebra de forma simultánea en las ocho provincias andaluzas.

«Estos niños le van a perder el miedo a crear una empresa, adquieren competencias que les van a servir para toda la vida», aseguró por su parte la delegada de Empleo, Carmen Sánchez. Y, desde luego, entusiasmo y no miedo era lo que derrochaban los alumnos del IES Los Montecillos de Coín, que trajeron a la capital no una sino varias miniempresas creadas por estudiantes de 4 de la ESO y de 1º de Bachillerato.

Dulces para celiacos es lo que produce la firma Celicioso, mientras que Ecoabroad tiene como objetivo promover los productos del campo y que haya relevo generacional. «Nos ayuda a ponernos en la piel de un empresario desde todos los puntos de vista», explicaba Isa Enríquez, que junto a su compañero Mohamed Sadik destacaba que lo más complicado es «hacer las cuentas» y lo más divertido buscar ideas de negocio.

Una de las claves de la educación hoy es la formación tecnológica de estos futuros empresarios y en esta Feria del Emprendimiento pudieron verse abundantes ejemplos de centros educativos que están apostando por ello.

Uno es el CEIP San Sebastián de Archidona, que lleva ya tres años con la miniempresa Architec 3D. Con impresoras 3D crean numerosos productos que tienen un uso real como las carcasas decorativas para ocultar los sueros de los niños hospitalizados. Un objeto que hace más llevadero el tratamiento a los pequeños y que ya tienen en el Materno de Málaga y en otros centros de España.

El profesor Eusebio Córdoba destaca que la empresa permite a estos alumnos, de 5º de Primaria, tener mucha relación con el tejido social de Archidona a través de colaboraciones como el diseño de la mascota de la última edición de la Feria del Perro.

Aunque si hablamos de tecnología y colaboración destacan otros dos centros, el CEIP Miguel Hernández de Almogía, un colegio rural con apenas una veintena de alumnos, y el IES Campanillas, que han realizado conjuntamente el videojuego Las históricas aventuras de Daniela. Desde la creación del guion y diseño de los personajes hasta la programación o la grabación de las voces en varios idiomas, todo es producto del trabajo en equipo de estos estudiantes que ayer resultaron merecedores del primer premio en la Feria de Emprendimiento y están pendientes de que se falle alguno más.

Otro de los aspectos que subrayan los docentes es la motivación que este tipo de proyectos genera en el alumnado. Un objetivo que es muy importante en el Centro Específico de Educación Especial Dulce Nombre de María de Pedregalejo, donde el 90% de los estudiantes viene de centros de protección de menores.

Los profesores Rocío Peláez y Diego Lozada explican que la empresa que han creado, Rompiendo barreras, les ha ayudado a creer en ellos mismos. «Es una manera atractiva de engancharse de nuevo a la educación», destacan. Y así lo corrobora el alumno Gabriel Durán, encargado de poner el nombre a la miniempresa.


Programa Innicia

Estos son algunos de los frutos del Programa Innicia, promovido por la Junta de Andalucía, que está destinado a motivar al alumnado a emprender mediante el desarrollo de habilidades que combinan formación teórica y práctica en materia empresarial. Un total de 14.784 estudiantes procedentes de 74 centros educativos de Primaria, Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional de toda la provincia han participado en este programa este curso.

La cita en la que se expusieron este miércoles los proyectos en Málaga contó con la asistencia, además de la gerente de Andalucía Emprende y la delegada de Empleo de la Junta, del alcalde de Málaga en funciones, Francisco de la Torre; la delegada de Educación y Deporte, Mercedes García Paine; el presidente de la Autoridad Portuaria, Carlos Rubio, y Natalia Sánchez, vicepresidenta ejecutiva de la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp