06 de junio de 2019
06.06.2019
Medio ambiente

Emasa retiró más 4.700 toneladas de toallitas de las depuradoras en 2018

Una encuesta revela que el 64,5% de los escolares que han participado en la campaña 'Yo sí cuido el agua' son consciente del problema de arrojar residuos al váter y, por tanto, no lo hacen

06.06.2019 | 13:47
Toallitas en una depuradora de Málaga.

La Empresa Municipal de Aguas, Emasa, retiró en 2018 de las depuradoras y bombeos de aguas residuales de la capital un total de 4.764 toneladas de residuos sólidos, en su mayoría toallitas higiénicas. Esta cantidad supone que cada día laborable se llevan al vertedero seis camiones de estos residuos. Así, el concejal de Sostenibilidad Medioambiental en funciones, José del Río, ha explicado esta mañana que si "colocáramos un camión delante del otro ocuparían 11,2 kilómetros, que es la distancia que hay desde la entrada al PTA hasta la Alameda Principal.

Del Río ha asistido esta mañana, en el Museo Alborania, a la entrega de premios a los colegios que han participado en la confección de murales para concienciar a la población de la peligrosidad ambiental de estas prácticas en el marco de la campaña 'Yo sí cuido el agua'. El edil ha explicado que las pruebas de laboratorio efectuadas por Emasa constatan que las toallitas higiénicas no son biodegradables en el periodo necesario para su tratamiento en las plantas depuradoras, por lo que los técnicos de la empresa aconsejan no arrojarlas al inodoro con independencia de las indicaciones que figuren en el etiquetado de estos productos.

En cuanto a la campaña, más de 2.500 alumnos de segundo y tercer ciclo de Educación Primaria de 33 centros de la ciudad han participado en las actividades de la misma, una iniciativa que funciona desde 2008 y en la que colaboran el Ayuntamiento, a través de Emasa, y el Aula del Mar. Para concluir la campaña, se ha celebrado el acto en el Museo de Alborania, al que además de Del Río, han asistido 200 alumnos y los profesores de los colegios Neill, Espíritu Santo, Eduardo Ocón y Manolo Garvayo, que este año han ganado el concurso de murales.

Estos centros han sido premiados por su impacto comunicativo y creatividad en el certamen de murales de buenas prácticas ciudadanas en el uso responsable de los desagües doméstcos. Además de los premios, se han celebrado diversas actividades lúdicas.

Asimismo, hoy se han conocido los resultados de la encuesta realizada a los escolares participantes sobre el uso de desagües domésticos y su percepción sobre los efectos negativos de determinados residuos sobre el medio. La encuesta se realiza en colaboración con el Departamento de Métodos e Investigación en Innovación Educativa de la UMA y la principal conclusión es que este tipo de campañas son imprescindibles. El biólogo del Aula del Mar Juan Jesús Martín ha añadido también lo perjudicial que resulta arrojar plástico al mar. "Sabemos que son toneladas las que hay en el mar, los pescadores nos dicen que les da asco pescar porque cogen más plástico que peces, y que algunos sitios han sido tapizados al completo por toallitas, asfixiando al marisco; aquí hemos hecho un cachalote con el plástico encontrado en la playa en un reto", subraya.

La mayor parte de los estudiantes sabe de las consecuencias de tirar ciertos materiales al váter; aunque es de destacar que el 14,1% aún no sabe nada en absoluto. No obstante, se aprecia una mejora con respecto a ejercicios anteriores: la mayoría son conscientes del problema y afirman que no tiran ninguno de estos materiales al váter (64,8%), frente al 59% del curso anterior.

Una gran mayoría de estudiantes (81%) ven muy grave el problema que se le ha mostrado en la estación de bombero de aguas residuales y casi todos contarán a alguien lo que han visto (99%).

El Ayuntamiento, Emasa y el Aula del Mar consideran prioritaria la colaboración ciudadana en el uso responsable de los desagües domésticos para la correcta depuración de las aguas residuales del área metropolitana. Para fomentar buenas prácticas ciudadanas, se usa una metodología didáctiva vivencial e interactiva, propiciando el descubrimiento a través de los sentidos de las consecuencias negativas de estos residuos en el funcionamiento de las estaciones de bombeo de aguas residuales y sobre la calidad de las aguas de las playas de Málaga.

El programa de actividades comienza con una ponencia interactiva en el centro educativo, posteriormente se visita la Estación de Bombeo de Aguas Residuales del Campo de Golf, donde se identifican distintos tipos de residuos higiénicos de origen doméstico y se hacen talleres interactivos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook