13 de junio de 2019
13.06.2019
Transporte

Finaliza la ejecución de las pantallas en las obras del metro de Málaga

El final de esta obra permite reducir el impacto en la superficie de los trabajos - Ahora comienzan a cubrir el túnel y excavarlo para unir el Centro y Renfe

13.06.2019 | 15:58
Traslado de las máquinas pantalladoras tres el final de los trabajos.

La Unión Temporal de Empresas (UTE) Metro Conexión, que acomete la obra de terminación del tramo Renfe-Guadalmedina del metro de Málaga, ha finalizado la ejecución de los últimos módulos de pantallas que delimitan longitudinalmente el túnel del metro, en concreto los correspondientes a la zona entre el cruce de Nazareno del Paso con el estribo oeste del puente de Tetuán. Los operarios del metro, infraestructura que gestiona la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía, retiraron ayer toda la maquinaria e instalaciones auxiliares para la construcción de las pantallas. En el otro tramo en construcción, entre Guadalmedina y Atarazanas, esta actividad finalizó en noviembre del pasado año.

La fase de muros-pantalla constituye la de mayor impacto durante la fase de construcción del metro subterráneo para la ciudadanía, tanto por el alcance de la maquinaria y suministros empleados, como por su prolongación horaria, ya que por motivos de seguridad no se puede interrumpir la jornada de trabajo hasta completar cada uno de los módulos o bataches en los que se divide su ejecución.

Precisamente, entre la medidas implementadas por el nuevo equipo de gestión de la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio para mejorar la productividad de la obra del metro destacaba la incorporación de un segundo equipo de pantalladoras, que posibilitó duplicar los ritmos de ejecución entre febrero y mayo del presente año, con respecto al periodo entre noviembre de 2018 y enero de 2019.

El nuevo contratista, la UTE Metro Conexión, inició en noviembre de 2018 la ejecución de pantallas que restaban para culminar este tramo, y que se correspondían a los de la zona de Armengual de la Mota (acceso a la Estación de Guadalmedina), así como a toda la traza por la avenida de Andalucía hasta el estribo oeste del tablero norte del puente de Tetuán, es decir, unos 238 de los 713 metros lineales que componen la totalidad del tramo. En la otra zona del tramo, entre la estación El Perchel y la estación de Guadalmedina, estos muros pantallas ya estaban ejecutados y actualmente se avanza en la excavación entre tierras y hormigonado de la losa de separación del segundo nivel de túnel.

Sin pegas al metro al Civil


Por otro lado, el alcalde de Málaga en funciones, Francisco de la Torre, aseguró ayer que no plantea pegas al hecho de que la Junta reabra la posibilidad de llevar el metro al entorno del Hospital Civil pero soterrado, aunque aseguró que se tendrá que ver «en qué contexto se plantea, con qué ritmo y de qué forma se resuelven» los problemas que puedan darse y nunca en detrimento del ramal hasta el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA). De la Torre, cuestionado por la propuesta de la Junta de reabrir el tramo del metro al Hospital Civil pero soterrado, señaló que «no sé exactamente qué supone en cuanto a años de obra; cómo se compagina la vida del distrito con esa obra a cielo abierto, que es compleja como hemos visto en otras zonas de la ciudad; y cómo se minimizan los efectos».

«No le estoy planteando ninguna pega, decíamos no porque los vecinos pedían que no se hiciera en superficie», dejó claro De la Torre, quien, no obstante, recordó que «hacerlo soterrado con el mecanismo de muros pantalla tiene los problemas que hemos visto en otras zonas de la ciudad», por lo que «hay que minimizar esos problemas». Eso sí, dijo que no tiene información sobre el tema ni sabe cómo se plantea el programa de obras o cómo se hace en la zona de plaza de Manuel Alcántara «afectadísima» por las obras, entre otros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook