16 de junio de 2019
16.06.2019
Análisis

El PP mantiene su tirón en la Costa de Málaga y el PSOE se hace fuerte en el interior

La política de acuerdos beneficia más a los socialistas, que gobernarán en medio centenar de localidades de la provincia, aunque la gran mayoría de las más pobladas se quedan en manos del PP

16.06.2019 | 05:00

El PP reeditará el gobierno provincial, con 15 de los 31 representantes, mientras que el PSOE logra un diputado más por Málaga

La provincia tiene ya su mapa político definido para los próximos cuatro años tras una jornada de investidura que no estuvo exenta de sorpresas. Eran 24 municipios los que estaban pendientes de acuerdos tras el 26M y la política de pactos ha terminado beneficiando más a los socialistas, que estarán al frente de una cincuentena de alcaldías en esta legislatura. El PP se queda con una treintena de ayuntamientos. Y entre ambos suman prácticamente el 80% de los gobiernos municipales de Málaga, señal de que el bipartidismo sigue siendo fuerte en la provincia, sin que la llegada de otras formaciones le haya perjudicado apenas.

En el reparto por comarcas, queda patente que los populares mantienen sin problemas sus grandes plazas de la Costa del Sol. Las únicas excepciones entre los más poblados, Torremolinos, Benalmádena y Vélez-MálagaMijas está aún pendiente–. Frente a un litoral teñido de azul, el PSOE es la opción más elegida en el interior de la provincia, si bien grandes localidades como Antequera, Coín o los alhaurines se mantienen fieles al PP desde hace unos cuantos mandatos. Además los populares logran la alcaldía de Ronda, hasta ahora en manos del PSOE.

Los pactos sí permitirán a los socialistas estar en las alcaldías de Cómpeta, Humilladero, Alcaucín, Manilva o Algarrobo, mientras que en Alozaina los votos en blanco de IU permitieron ayer que el PSOE revalidara la alcaldía de la mano de Antonio Pérez. Los socialistas también lograron mejorar su mayoría absoluta en Cártama, la mayor localidad que gobernarán estos próximos cuatro años sin necesidad de acuerdos.

Las nuevas formaciones, como Cs o Vox, aunque han sido decisivas para conformar gobiernos en muchos municipios, no han tenido el respaldo suficiente para estar al frente de alcaldías. Así, Ciudadanos sólo ganó la de Guaro. Por su parte, IU, ya sea en coalición con Podemos o en solitario, gobernará en once localidades malagueñas.

El PP fue la formación más votada en el global de la provincia el pasado 26M, con un 36% de los votos, frente al 34% del PSOE. Aunque los socialistas suman más alcaldías, los populares se mantienen como primera fuerza desde 1995, sobre todo por las buenas cifras que siguen obteniendo en las localidades con más habitantes de la provincia, caso de Málaga capital, Marbella o Estepona –donde José María García Urbano obtuvo 21 de 25 concejales–.

Estos resultados han hecho que los populares sean, de nuevo, los que suman más representantes en la Diputación Provincial, donde volverán a reeditar el gobierno gracias al apoyo de Ciudadanos. Así, el PP se queda con quince diputados; el PSOE, como segunda fuerza, suma doce –uno más que hace cuatro años ya que pierde su representante Málaga Ahora–, y Adelante Málaga y Ciudadanos se reparten dos diputados cada uno.

Por partidos judiciales, el único representante de Ronda se lo queda el PSOE, en Antequera uno es para los socialistas y otro para el PP y por Vélez Málaga, son dos para los populares y uno para el PSOE. Por el partido de Málaga, que engloba a la capital, el Guadalhorce y Torremolinos y Rincón de la Victoria, el PP suma siete diputados, seis el PSOE, dos Adelante Andalucía y uno, Cs. El resto de diputados, los correspondientes a Marbella, son cinco para el PP, tres para los socialistas y uno para Cs. La toma de posesión para la Diputación se retrasará por un recurso presentado por los populares en la localidad de Riogordo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook