17 de junio de 2019
17.06.2019
La Opinión de Málaga
Sociedad

Cáritas advierte de que la pobreza se cronifica en Málaga

Atendió el pasado año en Málaga a 10.333 personas con 26.830 beneficiarios - Baja levemente el número de asistidos por la mejora económica

17.06.2019 | 14:25
La Opinión

La falta de empleo y la dificultad para acceder a una vivienda son las grandes barreras.

Cáritas Diocesana de Málaga atendió el pasado 2018 de forma directa a 10.333 personas, con un total de 26.830 beneficiarios si se cuenta a toda la unidad familiar. Las cifras son ligeramente inferiores a las del pasado ejercicio debido a la mejora general de la situación económica y laboral, aunque la institución benéfica advierte de que son una gran número de malagueños los que continúan en una situación de pobreza "cronificada" a consecuencia de los efectos de la crisis. "Como en 2017 continúan descendiendo el número de personas que acuden a Cáritas, aunque para muchas familias la pobreza se ha cronificado y se transmite generacionalmente", señala Cáritas, que este domingo celebra el Día de la Caridad coincidiendo con la festividad del Corpus Chisti.

Según han explicado este lunes el director de Cáritas Diocesana de Málaga, Francisco José Sánchez Heras, y la secretaria general, Isabel García, el 75% de las personas que han acudido a esta institución benéfica de la Iglesia Católica han sido mujeres, el 56% son de nacionalidad española y 3.891 (más de la tercera parte del total) llevan acudiendo a Cáritas más de tres años. Otros 2.385 personas atendidas han acudido a Cáritas por primera vez en 2018 mientras que 1.470 han manifestado que su situación ha mejorado.

Entre los principales problemas detectados en las personas atendidas se encuentran la dificultad de acceso a las necesidades básicas (86%), la falta de empleo, paro de larga duración, inestabilidad precariedad laboral (78%), la escasa protección social, sin prestaciones sociales o con prestaciones insuficientes (67%), la falta de formación académica y profesional (66%), una red de apoyo familiar o social insuficiente (54%), la dificultad de acceso a una vivienda digna (27%) o los problemas de salud físicos o psicológicos (25%).

Como principales respuestas por parte de Cáritas se destaca que la atención de necesidades básicas ha supuesto el 39,4% del total de los recursos aplicados, la ayuda para vivienda se ha llevado otro 31,3% y el pago de suministros (agua, luz y gas) ha recibido un 12,5%. El total de recursos aplicados en acogida y atención directa ha sido de 2,5 millones de euros. En Cáritas desarrollan su labor 1.615 voluntarios y 170 son trabajadores contratados (el 86,5% trabajan en los Centros Sociosanitarios). La institución cuenta en Málaga con 6.218 socios y donantes.

Las Cáritas Parroquiales sitúan al empleo y la vivienda como los dos problemas más graves. El 64% de las Cáritas ha manifestado su preocupación por la situación laboral de las personas atendidas: "poco empleo y precario, contratos de días o incluso horas, mal remunerados y con un exceso de horas de trabajo". "Las personas migrantes, los jóvenes con escasa formación y los mayores de 50 años son quienes más dificultades encuentran para acceder al mercado laboral", han explicado los responsables de Cáritas, acompañados del obispo de Málaga, Jesús Catalá.

También preocupa al 42% de ellas la dificultad de acceso a la vivienda. Entre los problemas más comunes en las personas atendidas señalan "la subida del precio del alquiler, la escasa oferta de viviendas sociales o la poca efectividad de las ayudas".

La principal fuente de financiación de Cáritas son los socios y donantes. En 2018, el 64% de los ingresos procedían de recursos propios. El 36% restante de conciertos, subvenciones, y convenios con entidades públicas y privadas: Ayuntamiento de Málaga, Junta de Andalucía, IRPF, Fondo Social Europeo, Caixa y otras instituciones. El 89% se han destinado a acción social directa: Acogida y atención social en las Cáritas Parroquiales, programas y proyectos, centros sociosanitarios y cooperación internacional. El 11% restante se destina a las demás áreas y programas: Animación Comunitaria, Formación y Voluntariado, Comunicación y Sensibilización, Secretaría, Administración y gestión de inmuebles. El total de recursos aplicados aplicados ha sido de 7,7 millones de euros.

Acciones de Cáritas

Tanto en las Cáritas Parroquiales como en los Servicios Generales se han llevado a cabo programas y proyectos de intervención social destinados a distintos grupos depersonas: niños y jóvenes, mujeres, familias, inmigrantes, mayores y sin hogar; así como a proyectos de desarrollo comunitario y promoción social.

En las Cáritas Parroquiales se han desarrollado proyectos en los siguientes ámbitos: Educación, formación para el empleo, talleres ocupacionales, habilidades y organización del hogar. Coordinados desde los Servicios Generales se han desarrollado otros proyectos y programas como la Intervención Social en Los Asperones, programa Caixa Proinfancia, pisos de inserción sociolaboral para inmigrantes, pisos de acogida para estudiantes de la provincia sin recursos, oficina Puerta Única para la atención de personas sin hogar y servicio de orientación jurídica. En total, han participado 6.822 personas.

Las Cáritas Parroquiales han desarrollado además proyectos orientados a la formación y capacitación laboral. También se han apoyado iniciativas de autoempleo con la concesión de tres microcréditos por un importe de 15.422 euros.

En los dos pisos de inserción socialaboral para inmigrantes, el 60% de las personas acogidas están realizando procesos formativos para el empleo. En 2018, cuatro de ellos han obtenido el graduado en ESO y siete se han incorporado a la vida laboral. En el Centro de formación para el empleo "Sagrada Familia" se han impartido cursos de Atención sociosanitaria en domicilio, Limpieza en edificios, Auxiliar de mecánica y electricidad de vehículos, Operaciones básicas de restaurante–bar y Pretaller de electricidad del hogar. En ellos han participado 99 personas, de las que 21 han conseguido un empleo.

En los Centros sanitarios han sido atendidas 722 personas: 181 en el Centro Gerontológico El Buen Samaritano; 24 en los Apartamentos de mayores; 83 en el Hogar Pozo Dulce; 19 en la Casa de acogida Colichet, 152 en la Casa de acogida Ntra. Sra. de la Merced y 263 en Calor y Café. En este año, Cáritas ha abierto los "Apartamentos Ramón Buxarrais", un nuevo edificio para personas mayores compuesto por ocho viviendas, situado en la plaza Alfonso XII. Al igual que los "Apartamentos Tomás de Cózar" están destinados a acoger a personas mayores con autonomía para el desarrollo de sus tareas cotidianas. El total de recursos aplicados en centros ha sido de 3,5 millones de euros.

Cáritas Diocesana de Málaga destina el 10% de sus recursos no finalizados al apoyo a las Cáritas del Tercer Mundo a través de Cáritas Española. Además, apoya proyectos concretos de desarrollo en colaboración con otras instituciones especialmente vinculadas a la diócesis: Hogar para menores en el Chad, Centro de menores Hogar Lerchundi en Tánger, agroalimentario en Venezuela, de empleo para mujeres en Kenia y medicamentos para Caicara del Orinoco (Venezuela).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook