17 de junio de 2019
17.06.2019
Suceso

La organización que asaltaba casas en toda la costa también exportaba marihuana

Conseguían las llaves de las viviendas y las direcciones del interior de los coches que los dueños dejaban en zonas de playas y de ocio

17.06.2019 | 14:17
La Policía ha desarticulado una banda que actuaba con un nuevo modus operandi en la Costa del Sol.

Al menos actuaron en una docena de viviendas en Fuengirola y Benalmádena y forzaron 26 coches.

La Policía Nacional ha desarticulado un grupo especializado supuestamente en robos en viviendas tras sustraer las llaves y la documentación que los propietarios habían dejado en sus vehículos aparcados en zonas de playa o parques de ocio de la provincia de Málaga. Siete personas han sido detenidas, de las que cinco han ingresado en prisión y otras dos han sido puestas en libertad con cargos.

Esta operación, denominada 'Fair' y que comenzó el pasado mes de marzo, ha permitido esclarecer una docena de robos en viviendas de la Costa del Sol y 26 en coches, según han informado este lunes en rueda de prensa la subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez; el comisario principal jefe provincial, Manuel Javier Peña; el jefe de la UDEV, José Manuel Rando y el jefe del grupo de Robos, Antonio Ruiz.

El método de acceso a la vivienda, sin forzar las puertas, y la forma "impoluta" en la que se perpetraban los robos, dejando "intactos" los inmuebles e incluso llegando a devolver las llaves, con lo que las víctimas tardaban en darse cuenta de lo ocurrido, retrasaba las denuncias y ha complicado la investigación, con la que se ha dado por desarticulada la red en territorio nacional; mientras se investiga la posible conexión internacional, con una persona en busca y captura.

Los investigados, seis hombres y una mujer; todos de nacionalidad búlgara, de entre 30 y 52 años, han sido detenidos por su presunta implicación en delitos de pertenencia a organización criminal, robo con fuerza y tráfico de drogas; existiendo entre los supuestos miembros un reparto de tareas y contando con pisos en las localidades de Benalmádena y Fuengirola. Además, tenían cuatro vehículos que han sido intervenidos.

La investigación se inició, según el jefe del grupo de Robos, tras detectarse varias sustracciones en viviendas, teniendo en común las víctimas que habían estado en un parque de ocio, descubriendo que "estaban atacando los coches". Esto fue "un punto de partida, al poderse conectar los hechos" de los dos robos, porque "con las denuncias no se podía constatar la fecha", ha apuntado. La Policía Nacional cree que hay víctimas que aún no saben que lo son, ha dicho el responsable de la UDEV.

Así, agentes especializados en la investigación de robos detectaron la presencia de dos sospechosos afincados en Fuengirola y Benalmádena, que se dedicarían a la comisión de este tipo de ilícitos en el interior de vehículos y en casas habitadas de la provincia. Una vez recabados los indicios que demostraban la participación de los dos investigados en cuatro robos en domicilios en Málaga, mediante este nuevo 'modus operandi', se continuaron las pesquisas.

En este punto, se identificaron y controlaron dos coches con matrícula búlgara que la organización empleaba. Completadas numerosas diligencias de investigación, se logró identificar al resto de los supuestos componentes de la red, conocer los vehículos utilizados por sus miembros, así como localizar los tres domicilios de alquiler utilizados por la organización.

Tanto el inspector responsable de la UDEV como el comisario provincial han indicado que este grupo tenía una gran movilidad geográfica, actuando en toda la costa malagueña, y supuestamente se dedicaba a una multiplicidad de hechos delictivos. Así, según las indagaciones, esta red se dedicaría, además, al transporte internacional de sustancias estupefacientes, a gran escala, que transportarían en camiones de alquiler.

En los registros practicados, los agentes han intervenido 37 kilogramos de marihuana, 16.656 euros en efectivo, cuatro vehículos, numerosas joyas, algunas ya devueltas a sus propietarios; dispositivos electrónicos y otras pertenencias denunciadas como sustraídas, útiles y herramientas para los robos con fuerza, entre otros efectos.

La subdelegada ha destacado el resultado "exitoso" de esta operación policial y ha advertido "a los que vienen a aprovecharse de la bonanza y de lo bien que se está en nuestra provincia, a los que vienen a torpedearla y cometer delitos deben saber que lo van a tener muy difícil"; felicitando a la Policía Nacional por su "profesionalidad y el trabajo bien hecho".

Por su parte, el comisario provincial ha incidido en que "los robos en domicilios son para la Policía de los hechos criminales de mayor interés profesional en el sentido de que afecta a la intimidad, a nuestro círculo más íntimo y en el que nos desarrollamos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp