23 de junio de 2019
23.06.2019
Política municipal

El equipo de gobierno más 'delatorriano'

Francisco de la Torre ha esculpido un equipo de gobierno a su imagen y semejanza, con fuerte presencia de fieles a su persona y poca representación y peso del PP

23.06.2019 | 05:00
Los rostros del nuevo equipo de gobierno del Ayuntamiento.
Imagen de la nueva corporación del Ayuntamiento de Málaga.

Las claves

  • Más De la Torre que nunca. El alcalde, Francisco de la Torre, ha ganado unas elecciones municipales con las encuestas en contra y después de que su partido tratase de moverle la silla para, al final, tener que pedirle que se presentara para evitar una debacle, cosa que ha hecho. Ahora, el regidor tiene mando en plaza y, según las fuentes consultadas, ha hecho un equipo de gobierno a su imagen y semejanza, premiando a sus afines y fichajes y relegando a un segundo plano a los ediles más cercanos al Partido Popular, siempre según la interpretación de estas fuentes, muy conocedoras de la forma en la que se gestiona el Ayuntamiento y de la vida interna de diferentes partidos.
  • Vientos de cola favorables. Una tercera fuente recuerda que este mandato puede ser mejor para Málaga dado que soplan vientos de cola favorables a la ciudad con el nuevo Gobierno autonómico, presidido por el malagueño Juanma Moreno, y ponen como ejemplo cómo en pocos meses han solucionado los problemas de movilidad en el entorno del Parque Tecnológico de Andalucía. Sin embargo, otra fuente advierte de que De la Torre es capaz de enfrentarse al Gobierno andaluz, por ejemplo, en el tema del Auditorio, que el Ejecutivo autonómico quiere redimensionar.
  • ¿Delfines? En las últimas corporaciones, uno de los debates eternos ha sido el de quién será el delfín del alcalde, el sucesor. A priori, las fuentes señalan a dos mujeres fuertes en el gabinete: Susana Carillo, número dos, cuya capacidad de gestión está por calar pese a su brillante currículo, y Teresa Porras, que repite en una de las áreas más complejas. Sin embargo, las fuentes advierten de que aún no se puede hablar de sucesor alguno. Todo está muy maduro y se dan más nombres. «Es una carrera de fondo y hay que tener paciencia».
  • Técnicos. Hay una negociación entre bambalinas clave para los grupos: la de los asesores eventuales y técnicos. El PP quiere subir la asignación a los partidos para que ellos contraten. Aún no hay acuerdo.

Tras ganar las elecciones municipales en un entorno muy adverso y darle la vuelta a las encuestas, el alcalde ha acentuado su estilo en el ejercicio del gobierno: independencia, individualismo y ausencia de delfinatos claros

Si algo ha demostrado Paco de la Torre en sus dos décadas como alcalde de Málaga es que sabe remar con la corriente a su favor y remontarla si se le pone en contra. Atrás quedaron aquellas mayorías absolutas del PP en la capital costasoleña y los debates continuos sobre quién le sucedería al frente de la alcaldía malacitana. Tras darle la vuelta a una situación electoral muy adversa, con encuestas de todo signo dando como ganador al rival socialista en las municipales del pasado 26 de mayo y una vez ganado un tenso pulso con su partido sobre su relevo, De la Torre ha puesto las cartas encima de la mesa y todas las características personales que ha imprimido a su gestión en los últimos años se han acentuado hasta el punto de que, como explica una de las fuentes consultadas, «De la Torre es ahora más De la Torre que nunca y el equipo de gobierno está hecho a su imagen y semejanza, es un gabinete delatorriano».

Esta fuente, muy conocedora de la gestión municipal, destaca que la primera clave de lo sucedido es que el alcalde «ha querido tener en tensión a su gente, retrasó 30 minutos la rueda de prensa de presentación del equipo de gobierno». La segunda clave, explica, es que el alcalde ha ninguneado «al establishment del PP: él se rodea de directores generales afines como Juan Antonio Vigar (Festival del Cine de Málaga) o José María Luna (Casa Natal de Picasso) y despacha con ellos directamente, puenteando a las diferentes áreas». «Ahora, tiene muy bien cogido el volante, después de mejorar los resultados en un contexto dudoso y está dispuesto a pasar del partido. Es un gobierno muy de De la Torre, el espejo de sí mismo. Desde la conformación de las áreas a la manera de proceder a nombrarlos, con una segunda línea de directores generales muy potente. Y, desde luego, ha soslayado al partido», agregan.

La más fortalecida, sin duda, es Susana Carillo, el fichaje estrella de la campaña. Es ingeniera industrial, fue directiva de la eléctrica Endesa Distribución y, hasta hace unas semanas, directora de Smartcity Living Lab. Una mujer experta en materias que entroncan perfectamente con las obsesiones de De la Torre (las nuevas tecnologías y la innovación). Es portavoz del equipo de gobierno (una gran responsabilidad, sin duda) y responsable de Innovación y Digitalización Urbana. «Es un zasca al partido, ella no está afiliada», explican las fuentes, que tampoco entienden bien por qué Carlos Conde no sigue desarrollando la portavocía. «Él está cercano a Elías Bendodo (presidente del PP malagueño), pero ha jugado con mucha lealtad a favor del alcalde, salvando muchísimas negociaciones con Ciudadanos. Ha sacado adelante cuatro presupuestos y ha tenido que lidiar con el portavoz naranja, Juan Cassá, que no es un político fácil. Además, le dio la vuelta al Distrito Este, donde había muchas quejas vecinales. No se entiende». En esta reflexión coinciden fuentes cercanas al PP y ajenas a la órbita popular. De cualquier forma, Conde sigue llevando áreas fundamentales: es segundo teniente de alcalde, lleva el distrito Este y dirige Economía y Hacienda. Eso sí, añade la fuente: «Para De la Torre las tenencias de alcaldía no quieren decir nada», que esgrime los resultados que ha sacado el PP en esa zona de la ciudad. «El único capacitado para hacer el presupuesto es Conde». «El alcalde es individualista, no colectivista», precisan las fuentes.

Los ediles más cercanos al PP «no salen reforzados». Jacobo Florido será el responsable de Recursos Humanos y Calidad; Ruth Sarabia será la responsable de Participación Ciudadana, Migración, Acción Exterior, Cooperación al Desarrollo, Transparencia y Buen Gobierno, además de Campanillas; Luis Verde lleva Educación, Juventud y Fomento del Empleo, además de Carretera de Cádiz y Elisa Pérez de Siles es la que sale mejor parada, «con un ascenso intermedio a la portavocía del PP, pero no tiene la del equipo de gobierno, y las áreas de Comercio y Vía Pública, además de Bailén Miraflores». Sarabia, añade esta fuente, debería haber llevado Derechos Sociales, pero este área está reservada para Francisco Pomares, investigado por Villas del Arenal, y, hasta que se ventile su situación judicial, la desarrollará Gemma del Corral. A la cuota del partido hay que unir a Avelino Barrionuevo, edil de Seguridad.

Gemma del Corral sale «reforzadísima» con Sostenibilidad Medioambiental, el distrito Centro» y dirigirá Derechos Sociales e Igualdad mientras se decide el futuro de Pomares. En Urbanismo pone a Raúl López, «que es afiliado al PP pero no es de los primeros espadas del partido; el alcalde lo ha repescado, aunque el urbanismo lo seguirá dirigiendo De la Torre, que confía mucho en López». «El alcalde ya no oculta sus usos y costumbres, se le cuestiona poco y es capaz de pelearse con la Junta si hace falta en el tema del Auditorio. La autonomía quiere redimensionar esta infraestructura». «Y, claro, reforzadísima sale también Teresa Porras, con Servicios Operativos y Limasa». A priori, las dos mujeres fuertes del gabinete son Teresa Porras y Carillo, «si hiciéramos un análisis frío ellas serían las sucesoras naturales, pero el alcalde ha centrifugado a todas sus apuestas estrella. No hay delfines ahora». José del Río es el edil de Movilidad y se premia su actitud dialogante y su lealtad al alcalde y a María Rosa Sánchez, ajena a la esfera del PP, se le da un área muy «golosa: Turismo y Promoción».

Otras fuentes distintas a las anteriormente reseñadas afirman: «La sensación es que ha reforzado a su gente; los cuatro más afines al partido, Jacobo, Ruth, Luis y Avelino no tienen tenencias de alcaldía»; «Avelino y Jacobo salen perdiendo, porque uno viene de Madrid y el otro era vicepresidente de Diputación». «Ojo con los cargos, porque en los distritos va a haber café para todos, pero la maquinaria, la segunda línea, va a ser la del alcalde: me refiero a Cardador, al del OMAU (Marín Cots), el otro y el de la moto».

Esta fuente afirma que el alcalde tiene ahora «mando en plaza. Está consensuando poco con el partido y el partido no se lo pide». Salen reforzados los más cercanos al alcalde, como Pomares, al que le guarda el sitio y Raúl López. Tampoco ve delfines claros, recuerda que el regidor ha fagocitado a todos los que fichó y sacaron la cabeza y cree que el liderazgo en las elecciones de 2023 vendrá determinado por los escenarios electorales andaluz y español, que se producirán antes que las municipales. El único vaticinio es este: «Susana Carillo, si no saca los pies del tiesto, está muy bien colocada, es la número dos con áreas supervisibles. La posiciona. Sin embargo, no conoce el campo de juego». A Carlos Conde, señala, «ni lo ha perjudicado ni lo ha beneficiado» con sus atribuciones. «Esto es una carrera de fondo», dice, pero advierte: «Hablar de delfines ahora es aventurarse demasiado. Hay que ver si cuaja el equipo. Y cuidado con Juan Cassá, no se le puede perder de vista. Si le da la ventolera, puede romper el paco, pedir ser vicealcalde y cargarse a De la Torre». Una tercera fuente fue contundente: «Aquí todos somos del alcalde».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp