23 de junio de 2019
23.06.2019
Tráfico

Los dos radares de las rondas Este y Oeste suman el 77,6% de las multas de velocidad de toda Málaga

Las máquinas colocadas a la altura de El Palo y antes del túnel de Carlos Haya sumaron el año pasado 97.263 sanciones

23.06.2019 | 05:00
Un panel informativo advierte de la presencia del radar de tramo de Torrox.

Todos los radares fijos y de tramo de la provincia registraron 125.198, un 25% menos que el año anterior - La jefa provincial de Tráfico cree que la cifra demuestra que los malagueños cada vez corren menos

Los radares fijos y de tramo repartidos por las carreteras de toda la provincia sumaron el año pasado 125.198 sanciones por exceso de velocidad, cifra que supone un descenso del 25% respecto a las 167.098 impuestas durante 2017 y muy lejos de las 223.378 que se registraron en 2015. Según los datos de la Dirección General de Tráfico a los que ha tenido acceso La Opinión de Málaga a través del Portal de la Transparencia de la Administración del Estado, el 97,6% del total (122.283) de esas infracciones fueron detectadas por los radares fijos, mientras que las máquinas de tramo, que calculan la velocidad media del vehículo a través del tiempo que tarda en pasar por dos puntos, apenas sumaron 2.915 multas. Este balance no incluye las infracciones de los radares móviles que se montan puntualmente en algunas carreteras convencionales de la provincia.

Para la jefa provincial de Tráfico, Trinidad Hernández, esas 41.900 sanciones menos respecto al año anterior son una «magnífica noticia para los conductores y para nosotros», ya que considera que es una prueba de que los conductores malagueños van asimilando la presencia de las máquinas y corren menos que años anteriores, acción que repercute directamente en la seguridad de las zonas controladas. Si bien es cierto que durante el año pasado hubo radares que estuvieron fuera de servicio por diferentes motivos y eso ha contribuido al descenso de multas, Hernández advierte: «Todas las zonas controladas no funcionan al mismo tiempo. Las máquinas van rotando entre todos esos puntos». La máxima responsable de la DGT en Málaga le da más peso al hecho de que una gran parte de las infracciones tramitadas el año pasado fueron por un margen mínimo de velocidad, no por grandes excesos. En cualquier caso, uno de los puntos donde la inactividad temporal de las máquinas ha contribuido al descenso de sanciones es sin duda el entorno de la Punta de Calaburras, en Mijas Costa, donde los dos radares de tramo que controlan la velocidad en ambos sentidos de la A-7 sumaron 1 y 12 infracciones, respectivamente, y en el del túnel de Torrox, que apenas alcanzó las 31 sanciones. Otros radares fijos sin apenas actividad son los colocados en el kilómetro 38,9 de la A-357 (Autovía del Guadalhorce), con 5 sanciones, y el del kilómetro 7 de la A-397 (Ronda-San Pedro Alcántara), que acumuló 98.

Los dos más rentables o educadores, según se vea, se encuentran en las rondas de la capital. Encabezando la lista absoluta de los más activos de la provincia se encuentra el radar fijo de la Ronda Este colocado a la altura de El Palo, cuyas 54.377 infracciones acumuladas a lo largo de 2018 representan el 43,4% del total. Al otro lado de la ciudad, justo antes del túnel de Carlos Haya en dirección Torremolinos, la máquina fija delató a 42.886 conductores. La suma de ambos (97.263) representa el 77,6% del toda la provincia. A la jefa de Tráfico le cuesta entender cómo estos puntos siguen siendo los más conflictivos: «La mayoría de los conductores que circulan por ellos son habituales y los radares están perfectamente señalizados». El tercer puesto es para el cinemómetro colocado en  la A-384 entre Almargen y Antequera con 15.558, seguidos del radar de Las Pedrizas (km 103.300) con 4.223 multas y uno de los de tramos de Torrox, con 2.195.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook