26 de junio de 2019
26.06.2019
Autoescuelas

Las citas para el examen de conducir se van a 45 días y los suspensos llegan al 75%

Las autoescuelas dicen que hay 15.000 alumnos que esperan al práctico, 6.000 ya preparados

26.06.2019 | 05:00
El edificio de la Jefatura provincial de Tráfico en Málaga.

Reclaman un refuerzo de examinadores

Las autoescuelas malagueñas están muy descontentas con el actual ritmo de convocatoria de exámenes de la Jefatura Provincial de la Dirección General de Tráfico (DGT) y denuncian que actualmente hay alrededor de 15.000 alumnos a la espera de hacer la prueba práctica. La escasez de examinadores es la causa principal de esta situación, que está propiciando demoras de mes y medio entre el momento en que un alumno decide presentarse con su autoescuela al examen práctico y la fecha en que finalmente puede realizarlo.

El presidente de la Asociación de Autoescuelas de Málaga (APAE), Antonio Martín, calculó ayer a este periódico que puede haber entre 5.000 y 6.000 alumnos «perfectamente preparados» tras dar un número significativo de clases y aguardando a que los llamen para el examen. La escasez de examinadores, dijo, impide dar una respuesta ágil a este «atasco».

Martín advirtió de que los retrasos están también detrás del aumento de suspensos, ya que los alumnos dejan de dar clases cuando deciden presentarse a examen y las retoman pocos días antes de la fecha de la prueba. «Ese corte de las clases durante semanas termina perjudicándoles», apuntó. Según la APAE, la tasa de suspensos en Málaga suele estar en torno al 50% pero en este ejercicio se está alcanzando ya una cota de entre el 70% y el 75%. Esta alta tasa de fracaso ahonda el problema, ya que los suspendidos tienen que volver a presentarse como repetidores.

La dinámica, por otro lado, también afecta al propio funcionamiento de las autoescuelas, con profesores que durante varias semanas imparten muy pocas clases y luego se enfrentan a unos días muy intensos, justo antes del examen.

Un problema a solucionar

Todo esta demora puede ir a más. Las autoescuelas temen que a la vuelta del verano, tras las vacaciones de los examinadores y las dos semanas de parón de exámenes que hay en agosto coincidiendo con la Feria de Málaga, los tiempos de espera puedan alcanzar incluso los dos meses y medio.

«En Málaga había 39 examinadores hace diez años y ahora hay 24 debido a las bajas, los cambios de destino y las jubilaciones que se han producido en este tiempo», detalló Martín. A este descenso de personal se une el hecho de que la ratio diaria de alumnos por examinador ha bajado de 16 a 12.

La DGT habilitó hace unos meses horas extras voluntarias para los examinadores con el objetivo de bajar ese tapón de alumnos. La medida, ciertamente, ayudó a paliar durante algún tiempo el problema a través de exámenes que se realizaban en horario de tarde (se calcula que se pudieron hacer unas 2.000 pruebas adicionales en Málaga con esta fórmula) pero los fondos se han acabado, con lo que no se echan horas extra desde el pasado 15 de junio. Y de momento, todavía con un Gobierno en funciones, no parece que la DGT tenga previsto volver a instaurarlas durante este año, según la APAE.

«Harían falta 15 examinadores más para arreglar este problema pero sabemos que eso es imposible. Lo que sí pedimos a la DGT es que manden a Málaga algunos examinadores de otras provincias en comisión de servicio o en itinerancia durante los meses de verano. En otros sitios no tienen la situación tan complicada que hay aquí», expuso.

Martín afirmó también que hay algunas autoescuelas que no están actuando de forma correcta ya que prometen al alumno obtener el carné de forma rápida y lo que hacen es presentarlos a examen con muy pocas clases prácticas en su haber. «Los llevan a la prueba con una preparación deficiente, en una situación de engaño. Un alumno debe dar unas 30 clases, pero encontramos a personas que van con sólo 10 0 15», relató.

El coste medio de un carné de conducir en Málaga suele moverse entre los 650 y los 750 euros si se aprueban los dos exámenes a la primera, según la APAE.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook