01 de julio de 2019
01.07.2019
Patrimonio

Piden proteger una probable iglesia rupestre en Churriana

Situada en una parcela donde hay prevista una urbanización, profesores universitarios de Málaga, Granada y Madrid solicitan amparar con urgencia esta posible iglesia mozárabe de los siglos VIII a X

01.07.2019 | 05:00

Un grupo de profesores de las universidades de Málaga, Granada y de la Complutense de Madrid han reclamado la adopción urgente de medidas de protección ante el hallazgo de una probable iglesia rupestre junto al Camino del Retiro, en Churriana, donde el PGOU ha previsto construir una urbanización de unas 200 viviendas, en terrenos de la promotora Salvia.

De hecho, el pasado viernes el Seprona paralizó movimientos de tierra de una máquina excavadora en la parcela, tras la denuncia de la asociación ecologista Ciriana, informó el concejal Salvador Trujillo, del grupo municipal socialista. «Aunque hay que esperar el pronunciamiento de la Junta y el Ayuntamiento, se puede iniciar algún tipo de protección arqueológica para que no vuelva a ocurrir lo que en otros sitios de Málaga», reclamó el edil.

Las excavaciones arqueológicas realizadas recientemente por Arqueosur, a instancias de Salvia, de las que informó La Opinión el pasado mes de enero, han dejado al descubierto, meses después, un complejo de nueve cuevas, una de ellas de tres naves y con trazas de ser una iglesia rupestre utilizada por una comunidad mozárabe (cristianos en territorio musulmásn), en los primeros siglos de la conquista árabe. De hecho, el profesor jubilado de la UMA Carlos Gozalbes Cravioto data la obra en los siglos VIII a X y no tienen dudas de que se trata de una iglesia mozárabe excavada en la piedra.

A la espera de más datos, los profesores José María Romero, de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad de Granada; Enrique Navarro y Marcos Castro de la Universidad de Málaga y Yolanda Romero, de la Universidad Complutense, entre otros profesionales que forman parte de un equipo de investigación multidisciplinar adscrito a un proyecto de la UMA, han realizado un informe en el que además de pedir por precaución, la protección urgente de todo el complejo, destacan que las tres naves de medio punto rebajada de la posible iglesia tienen una «gran calidad espacial», y también consideran de «mucha calidad» el acabado constructivo y superficial.

Se trataría de la primera iglesia rupestre de Málaga capital, después de que la propia Churriana perdiera otra anterior, destruida por las obras de un polideportivo.

Los profesores proponen la modificación del PGOU para preservar este espacio.

Comunidad mozárabe

Para el profesor Carlos Gozalbes Cravioto, que acompañó a La Opinión la pasada semana a visitar el complejo de cuevas junto con la secretaria de la asociación ecologista Ciriana, Maricruz Torres, «está claro que aquí había una comunidad mozárabe importante, un sitio para eremitas en el que se dedicaban a la religión y en el que a lo mejor vivían aislados con sus familias, porque entonces los curas podían estar casados».

En su opinión, se trata de un sitio único, parecido al que se puede encontrar en Villanueva de Algaidas, pero con la particularidad de que la posible iglesia excavada en piedra tiene las paredes llenas de inscripciones y algunos dibujos.

«Veo líneas de letras alineadas en serie, lo que quiere decir que cuando excavaron la cueva hicieron estas inscripciones, lo que no quiere decir que luego no viniera alguien de visita a la cueva, mucho tiempo después y dejara su nombre», apunta el profesor, que destaca que al tratarse de arenisca, restos de alguna playa prehistórica, es posible excavar la roca con facilidad, aunque también se erosiona de forma rápida. Con respecto a los dibujos, Maricruz Torres llama la atención sobre unas posibles palmas y un crismón, el monograma de Cristo.

Sobre las dos naves laterales -de menor longitud que la central, que tiene unos 8 metros- que parten de la entrada pero no tienen comunicación con la posible iglesia, el profesor Gozalbes Cravioto señala que podrían haberse usado como sacristía y vivienda del ermitaño.

Además, junto a esta cueva de tres naves hay otra más pequeña, en forma de ele y a la que hay que entrar en cuclillas, que el profesor señala que podría haber servido como lugar de rezos de un eremita.


«Único en España»

Con la aparición de este complejo, en Churriana se han localizado 36 cuevas relacionadas con los mozárabes. «Pero son muchísimas más», apunta Carlos Gozalbes.

En su opinión, la mejor solución para este complejo recién sacado a la luz sería cerrarlo con rejas con mallas, para evitar la entrada de basura y de animales, pero abierto a visitas concertadas. También propone paneles explicativos y una pérgola en la zona para invitar al paseo.

«Sería el único centro de interpretación al aire libre sobre mozarabismo en España. Ahora mismo no hay ninguno».

Para Maricruz Torres, el hallazgo debe hacer replantear la urbanización prevista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook