13 de julio de 2019
13.07.2019
La Opinión de Málaga
Arqueología

El Parlamento andaluz acuerda proteger las cuevas de Churriana

Aprueba una proposición de Adelante Andalucía para adoptar medidas cautelares urgentes de protección y catalogar un complejo de cuevas que podría albergar una iglesia rupestre mozárabe

13.07.2019 | 05:00
Maricruz Torres, de Ciriana y Carlos Gozalbes Cravioto, en la nave central de la posible iglesia rupestre mozárabe de Churriana.

El Parlamento de Andalucía aprobó esta semana por unanimidad tres de los cuatro puntos de una proposición no de ley presentada por Adelante Andalucía en la Comisión de Cultura y Patrimonio Histórico para proteger con medidas cautelares y estudiar las cuevas de Churriana, entre ellas la que podría albergar una iglesia rupestre mozárabe de comienzos de la dominación árabe (siglos VIII al X), descubiertas en la zona de Las Mesetillas, junto al cementerio de Churriana.

El único punto que no salió adelante, con el voto contrario de PP, Ciudadanos y Vox, ha sido la redacción de un proyecto para crear un centro de interpretación de estas cuevas-eremitorio, donde hay prevista una urbanización de unas 200 viviendas.

Los puntos restantes aprobados instan en primer lugar al consejo de Gobierno a realizar estudios e informes «para diagnosticar y catalogar con precisión el carácter, origen y funcionalidad de las cuevas de Churriana, así como su valor histórico,cultural y arqueológico».

En segundo lugar, insta a realizar labores de inspección «para la comprobación y control del cumplimiento de la normativa vigente en materia de Patrimonio Histórico», con la adopción, «si se diesen las circunstancias», de medidas cautelares y procedimientos sancionadores.

Además, el Parlamento de Andalucía da el visto bueno a que el municipio de Málaga inscriba «si se dan las circunstancias» las cuevas de Las Mesetillas, en la zona conocida como Gamera Baja-La Tosca, con la categoría No Urbanizable, Patrimonio Arqueológico (NUPAR).

Protección urgente

Además de estos puntos, se aprobaron por unanimidad sendas enmiendas de PSOE y Ciudadanos. La de los socialistas pide «clausurar y proteger de manera urgente e inmediata los yacimientos (...) dándoles además la máxima protección urbanística de forma rápida y eficaz para que no se produzcan actos de vandalismo, ni movimientos de tierras o expolios de yacimientos».

En un sentido parecido, el punto añadido por Ciudadanos pide que se establezcan «medidas inmediatas que eviten el deterioro y expolio del patrimonio arqueológico y los restos de este yacimiento mozárabe de Churriana así como la pérdida irrecuperable de objetos de valor histórico».

A estas medidas aprobadas por el Parlamento de Andalucía hay que sumar sendas mociones que el próximo lunes presentarán los grupos municipales del PSOE y Adelante Andalucía en la comisión de Urbanismo, en la que está prevista además la intervención en cada una de ellas de la asociación ecologista Ciriana de Churriana, que ha sido, junto la asociación de vecinos Arcusves, la que dio la voz de alarma y pidió la protección para este hallazgo arqueológico.

Se da la circunstancia de que a finales de junio, informó el grupo municipal socialista, el Seprona paralizó un movimiento de tierras en la parcela de los yacimientos, unos terrenos en su mayoría de la promotora Salvia. Precisamente, a instancias de esta promotora la empresa Arqueosur ha realizado unas catas arqueológicas que han dejado al descubierto parte del complejo de cuevas.


Respaldo de universidades

La asociación Ciriana ha contado con el respaldo del profesor de la Universidad de Málaga Carlos Gozalbes Cravioto, para quien no hay duda del origen mozárabe de estas cuevas y de la autenticidad de la iglesia rupestre, que sería la única del municipio de Málaga después de que Churriana perdiera una anterior, a causa de las obras de un polideportivo.

Ecologistas y vecinos también han sido respaldados por el informe de un grupo de profesores de las universidad de Málaga, Granada y la Complutense de Madrid, adelantado por La Opinión el pasado día 1, que pidieron la protección urgente de todo el complejo, al tiempo que resaltaban la «gran calidad espacial» y la «mucha calidad» del acabado constructivo y espacial de la posible iglesia mozárabe excavada en la roca, que cuenta una nave central con inscripciones y dibujos y dos adyacentes que, para el profesor Gozalbes, pudieron servir de sacristía y vivienda del ermitaño.

Las que sí cuentan con protección arqueológica en el actual PGOU son las parcelas colindantes con Gamera Baja, por la existencia de cuevas eremitorio y el hallazgo entre otros elementos de un horno romano y un pebetero con un torso femenino con tocado que representa a la diosa Tanit o a la diosa Deméter, que la ficha arqueológica del PGOU data entre los siglos III y I antes de Cristo.

Por estos restos, la ficha del PGOU aventura la posibilidad de que en el entorno se localice una villa romana con una cronología de finales del siglo II a principios del siglo III después de Cristo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook