16 de julio de 2019
16.07.2019
Sucesos

Un joven con problemas mentales mata a su padre en Málaga

El autor usó un arma blanca para acabar con la vida de su progenitor - Fue detenido en el Centro, tras huir en autobús del lugar de autos

16.07.2019 | 19:43
Avenida de Las Caballerizas

Un joven de entre 21 y 24 años, según fuentes cercanas al caso consultadas por este periódico, mató este martes a su progenitor, de 70 años de edad, en torno a las cuatro y media de la tarde del martes en la avenida de Las Caballerizas, en el Distrito Este de la ciudad, entre el Mayorazgo y el Limonar, y después huyó en autobús del lugar de autos.

Así, el joven tendría poco más de veinte años y, según las fuentes, estaba diagnosticado de una enfermedad mental, aunque las fuentes no supieron precisar la naturaleza exacta de su mal. "Tenía problemas mentales", especificaron las fuentes consultadas por este periódico, que añadieron que el joven hirió de mortal necesidad a su padre usando un arma blanca, posiblemente un cuchillo.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 16.30 horas, después de que varios vecinos de la zona llamaran al número de emergencias para alertar de la existencia de un supuesto homicidio cometido con un arma blanca por parte de un hijo sobre su padre.

Rápidamente, se personaron en el lugar tres coches pertenecientes a la Policía Local y dos del Cuerpo Nacional de Policía, aunque al llegar comprobaron que el sujeto al que buscaban había huido del lugar.

 La Policía Local tuvo conocimiento de que podría haber huido en un autobús urbano en dirección al centro de la ciudad y dio a aviso a la Empresa Municipal de Transportes (EMT). Los agentes intuyeron que pudo bajarse en alguna parada del Parque y realizaron una batida generalizada con la foto del presunto agresor  preguntando a los ciudadanos que circulaban por la zona.

Al mismo tiempo, descubren que el joven es cliente habitual de un hotel de la calle Calvo y van para allá, pero les dicen que en esos momentos no estaba. Informan a la dirección del hotel de que les avisen si por casualidad volviese por allí, y efectivamente, al poco rato, reciben una llamada del hotel confirmándoles que el supuesto agresor se acaba de registrar. Los policías acuden al hotel y suben a la habitación donde proceden a la detención del sujeto. Enseguida lo conducen hasta el Hospital Civil y allí es donde les confirman que es un paciente psiquiátrico habitual. Finalmente, lo trasladan al hospital Clínico, custodiado por agentes de la Policía Local.

Mientras se desarrollaba la búsqueda y detención del joven, una ambulancia del 061 atendió a su padre herido, que, pese a todo, no respondió a las maniobras de reanimación cardiopulmonar aplicadas por los sanitarios, que no lograron salvarle la vida. El herido acabó falleciendo. La Policía Científica peinó este martes el lugar en busca de evidencias biológicas del suceso.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook