18 de julio de 2019
18.07.2019
Persecución

Detenido tras una peligrosa persecución en coche por las calles del Centro

El detenido tiene múltiples antecedentes y es considerado como "peligroso" - Huyó en un vehículo robado, con el que embistió a un coche patrulla

18.07.2019 | 15:35
Estado en el que ha quedado el coche patrulla tras ser embestido.

Efectivos de la Policía Local de Málaga, en colaboración con agentes de la Policía Nacional, han detenido a un individuo con múltiples antecedentes, de nacionalidad checa y 42 años, considerado un "peligroso delincuente", después de que se intentara dar a la fuga embistiendo, con un coche robado y sin carné, el vehículo policial.

Se le considera presunto autor de los delitos de robo de uso de vehículo, contra la seguridad vial por conducir sin carné y desobediencia, atentado y resistencia a agentes de la autoridad, además de constarle en vigor una orden de búsqueda y detención, siendo el órgano reclamante un juzgado de instrucción de Torremolinos y el motivo la sustracción de otro vehículo.

Los hechos han tenido lugar sobre las 02.00 horas de este jueves cuando la maniobra extraña que llevó a cabo el conductor de un monovolumen, en la calle Atarazanas de la capital, llamó la atención de policías locales que estaban patrullando por la zona, por lo que decidieron pasar la matrícula a través de sus sistemas informáticos por si le constaba algún señalamiento. De hecho, el coche tenía una denuncia por robo con fecha de 10 de junio procedente de la Comisaría Provincial de Castellón.

Ante estos hechos, los agentes le dieron el alto a la altura de la plaza Arriola con Pasillo de Santa Isabel, colocando el coche delante para obstaculizarle la salida, apeándose uno de los policías locales e indicándole al conductor que parase el motor y se bajase del monovolumen.

Sin embargo, en vez de atender las indicaciones, aceleró embistiendo el coche patrulla, se subió en la acera y arrancó un semáforo por su base, dándose a la fuga y circulando a gran velocidad tanto por la acera como por la calzada, tratándose, además, de una zona usualmente muy transitada por viandantes, con el peligro que ello conlleva.

Debido al impacto contra el semáforo, reventaron dos de los neumáticos del vehículo fugado, motivo por el que el individuo se bajó a la altura del número 50 de calle Carretería, continuando la huida a pie por calle Biedmas.

Por su parte, el coche patrulla, tras ser embestido, tenía el paragolpes descolgado entre las ruedas, por lo que los dos policías locales que componían la unidad emprendieron la persecución a pie, comprobando, a su llegada, que dentro del coche fugado había dos personas más.

Era un hombre nacido en Brasil de 36 años y una mujer nacida en Paraguay de 32, los cuales se mostraron colaboradores, estando ambos nerviosos y manifestando que no conocían mucho al conductor, ni que el vehículo en el que circulaban hubiese sido sustraído, mostrando su predisposición a colaborar con los policías locales.

Un joven opositor dio con él

Los policías locales, junto con el resto de unidades de servicio, dieron una batida por la zona para localizar al fugado. Para ello, han indicado desde este cuerpo, fue "fundamental" la colaboración de un joven de 20 años, un opositor a policía, que observó cómo el individuo huía hacia el descampado del río Gualdalmedina, "no dudando en buscarlo hasta lograr localizarlo unos 20 minutos después".

El hombre, al parecer, estaba entre el muro de contención y unos setos donde había quedado encajado en su intento de huida. El joven dio aviso a las fuerzas policiales, permaneciendo en el lugar hasta su llegada.

Agentes de dos dotaciones de la Policía Local de Málaga, una de la zona centro y otra del Grupo de Investigación y Protección (GIP), junto con otra de la Policía Nacional, se personaron en el lugar con premura, procediendo a la detención del individuo, que se resistió fuertemente lanzando puñetazos y patadas a los agentes.

En el cacheo preventivo de seguridad que se le realizó, le localizaron e intervinieron tres teléfonos móviles, las llaves originales del vehículo sustraído, otro juego de llaves que contaba con llaves maestras y un total de 12 documentos nacionales de identidad, tarjetas bancarias y otras a nombre de un tercero; no ofreciendo el individuo una explicación coherente de la procedencia de los efectos, resultando evidente que no pertenecían al mismo.

Una vez identificado, además de comprobarse la orden de búsqueda y detención que le pesaba, los policías locales pudieron conocer que tampoco tenía carné de conducir. Tras ser detenido, el individuo fue trasladado a dependencias policiales, para, posteriormente, ser puesto a disposición judicial.

En cuanto al vehículo recuperado, fue trasladado al depósito municipal donde quedó, igualmente, a disposición judicial. Mientras tanto, uno de los agentes locales resultó lesionado tras la embestida con el vehículo fugado, requiriendo asistencia sanitaria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook