19 de julio de 2019
19.07.2019
Trama

Detenidas 5 personas por encargar el robo de tarjetas de discapacitados 50 euros

Un comerciante pedía a un 'gorrilla' el robo de las tarjetas de aparcamiento para su uso personal y de su familia, disfrutando así de sus ventajas

19.07.2019 | 12:24
Una de las tarjetas sustraídas.

Cinco personas han sido detenidas en Málaga por la Policía Nacional por su presunta implicación en una trama en la que el encargado de un aparcamiento rompía ventanillas de vehículos para discapacitados para sustraer las tarjetas que constatan esa condición y venderlas a una familia acomodada.

El principal investigado es un "gorrilla", que se habría ocupado del robo por encargo, y también figuran como detenidos cuatro miembros de una familia que habrían adquirido las tarjetas para disfrutar de las ventajas que llevan aparejadas, según ha informado la Policía Nacional este viernes en un comunicado.

Se les investiga por su presunta implicación en los delitos de robo con fuerza, hurto, falsedad en documento público y/o receptación, según el caso concreto de cada detenido, y los agentes han recuperado tres tarjetas denunciadas como sustraídas.

A finales de mayo, se perpetraron en la capital malagueña siete robos con fuerza mediante fractura de cristal por impacto de piedra y, además, un hurto -en total, ocho hechos delictivos- en el interior de vehículos en varias zonas del centro histórico de la ciudad.

Todos los coches afectados estaban aparcados en zonas habilitadas para discapacitados y exhibían sobre el salpicadero las tarjetas de aparcamiento para personas con movilidad reducida y desde un inicio los investigadores observaron cómo los hechos guardaban conexión y sospecharon que compartían una misma autoría.

Tras las pesquisas realizadas, agentes de la Policía Nacional identificaron y detuvieron al presunto responsable de los robos de las tarjetas, un hombre de 54 años y nacionalidad española que habitualmente se dedicaba a realizar labores de estacionamiento de coches en la zona centro de la ciudad.

Según la instrucción del caso, las tarjetas sustraídas fueron entregadas a una comerciante de 59 años y nacionalidad española, quien las encargaba al "gorrilla" a 50 euros por tarjeta y luego las distribuía a su entorno familiar más próximo.

Durante este mes se han localizado varios vehículos pertenecientes a la familia investigada, en los que se detectaron algunas de las tarjetas sustraídas que pudieron recuperarse, y han sido detenidos la comerciante, dos hijos de ella y su nuera en relación con la trama, de cuyos hechos conoce el Juzgado de Instrucción Número Siete de Málaga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook