22 de julio de 2019
22.07.2019
Infraestructuras

La Junta insiste en que el metro llegará al Centro en 2020 y no se retrasará por los hallazgos arqueológicos

Bendodo reitera que "se cumplirá el plazo, pues este Gobierno no es como el anterior cuando con cada visita de un consejero de Fomento nos echábamos a temblar"

22.07.2019 | 12:11
La Junta insiste en que el metro llegará al Centro en 2020 y no se retrasará por los hallazgos arqueológicos

Aunque la sensación pueda ser la contraria, sobre todo al transitar por la Avenida Andalucía a la altura del arrabal musulmán que ha dejado al descubierto las obras del metro, la Junta de Andalucía insiste en que el suburbano de la capital malagueña llegará al centro de la ciudad en 2020.

Así lo ha reiterado el vicepresidente del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, quien ha rechazado la posibilidad de que se prodzca algún retraso relacionado con los hallazgos arqueológicos que se han producido durante el desarrollo de los trabajos. "Ojalá pudiéramos adelantarnos y tener el nuevo tramo listo este año, pero arrastramos la forma de actuar del Gobierno anterior, cumpliremos nuestra palabra y lo inauguraremos lo antes posible durante el próximo 2020, esto ya no es como antes cuando nos echábamos a temblar con cada visita de un nuevo consejero de Fomento que daba un plazo distinto", ha expresado Bendodo.     

Precisamente, en relación a estas obras que culminarán con la puesta en funcionamiento del tramo Renfe-Guadalmedina del metro de Málaga, el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior ha recordado que, a mediados de agosto y ante el inicio de la Feria de Málaga, "se liberará la superficie de la zona norte de la Alameda Principal y muy pronto los ciudadanos solo tendrán que convivir con el trabajo que se hace bajo tierra". 

Durante la presentación de los presupuestos de la Junta de Andalucía para 2019 en Málaga, Bendodo ha recalcado que tanto el metro de la capital malagueña como el tercer hospital y la integración urbana del río Guadalmedina "son los tres grandes proyectos malagueños que el Gobierno andaluz va a desbloquear durante la presente legislatura".  

Restos arqueológicos

A la hora de apuntalar su insistencia en que 2020 sigue siendo la anualidad en la que se dará otro gran paso para el suburbano, Elías Bendodo ha asegurado que el hallazgo en las obras de importantes restos de un arrabal de la Málaga musulmana "no ha afectado" al ritmo de trabajo. "Ha sido un buen descubrimiento para la ciudad y, cuanto antes, pasará a formar parte de la oferta cultural de Málaga", ha agregado Bendodo sin ofrecer más detalles acerca de los términos en los que se producirá la intervención arqueológica.

Para ahondar en el futuro que deparará a los vestigios árabes de la Avenida de Andalucía, Bendodo se ha remitido a la delegada del Gobierno andaluz en la provincia, Patricia Navarro, quien posteriormente ha explicado que "aún se están catalogando los restos arqueológicos y no han sido valorados", por lo que ha admitido que "hasta dentro de unos días" no estará disponible el dictamen de los arqueoólogos y de los técnicos de la Consejería Cultura.

De hecho, Navarro no ha asegurado que esta semana vaya a estar concluido el informe que aclare lo que se hará con el yacimiento musulmán. "En cuanto lo tengamos, se hará público el dictamen y, cuanto antes también, empezaremos a trabajar en la puesta en valor de esos restos y os diremos si vamos a proceder a desmontarlos o se hará otro tipo de intervención", ha añadido Navarro apuntando a la intención que en días pasados adelantaron tanto la delegada provincial de Cultura, Carmen Casero, como la consejera del mismo ramo, Patricia del Pozo.

De hecho, la afirmación con la que Bendodo reitera que el descubrimiento del arrabal musulmán no ha tenido ni tendrá consecuencias en el desarrollo de las obras del suburbano se alinea con la pretensión ya hecha pública por la Junta de Andalucía de no acometer una actuación de importancia en relación con los vestigios musulmanes. A priori y a la espera del dictamen técnico que lo confirme, se habría rechazado la integración de estos restos en las futuras instalaciones del metro de Málaga, de modo que la mayoría de los vestigios volverían a ser tapados y solo se conservarían algunas de las piezas más representativas de la trama urbana de aquella época, que comprende entre los siglos XI y XV. Es más, si llegan a ser desmontados y trasladados estos vestigios a otro enclave, la sección arqueológica del Museo de Málaga podría ser uno de los destinos que cuenta con más posibilidades.                

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook