24 de julio de 2019
24.07.2019
Especies Marinas

El Aula del Mar libera una tortuga tratada en el CREMA desde el pasado agosto

El ejemplar presentaba amputaciones parciales y una obstrucción en el estómago por la ingesta de plástico

24.07.2019 | 13:43
El Aula del Mar libera una tortuga tratada en el CREMA desde el pasado agosto

Una de las tortugas caretta caretta del centro de recuperación del Aula del Mar ha sido puesta en libertad esta mañana. Comúnmente conocida como tortuga boba, este ejemplar se encontraba en el Centro de Recuperación de Especies Marinas Amenazadas (C.R.E.M.A) desde el mes de agosto del año pasado.

La tortuga ha permanecido en el C.R.E.M.A desde que, el pasado verano, un particular la encontrara en las aguas del Mar de Alborán, con problemas de flotabilidad. La Guardia Civil la trasladó hasta el Aula del Mar, el centro competente de especies amenazadas. Una vez en el centro de recuperación se determinó que el ejemplar presentaba varias amputaciones parciales y una obstrucción en el estómago, debida a la ingesta de plástico.

El director responsable del C.R.E.M.A , José Luis Mons, ha explicado cómo la piel de las tortugas presenta una gran dureza, por lo que es muy difícil que se llegue a romper. No obstante, cuando un plástico se enreda en alguna de sus extremidades y consigue traspasar la piel, que el músculo y el hueso se vean afectados es muy fácil. Del mismo modo ha planteado el porqué esta tortuga boba presentaba una obstrucción intestinal: "Las tortugas son las grandes depredadoras de medusas. Confunden los plásticos con alimentos, los engullen y les produce oclusiones intestinales".

A la suelta de este ejemplar ha acudido la concejala Delegada de Sostenibilidad Medioambiental, Gemma del Corral, que ha manifestado la importancia de concienciar a la ciudadanía en cuanto a sostenibilidad y medio ambiente. Del Corral ha reivindicado el papel que juega la ciudadanía, de manera individual, en la protección de nuestro entorno. Del mismo modo, ha resaltado la importancia de la reducción del consumo de plástico y su posterior vertido al mar. Los hábitos de consumo actuales han hecho que el medio ambiente esté, a día de hoy, peor que nunca, asegura la concejala.

Este ejemplar de tortuga boba ha sido marcada antes de su suelta en el entorno marino. Con un chip localizador realizan un seguimiento para saber a dónde se dirige y dónde está en cada momento. Con una marca externa se encargan de que la tortuga esté siempre identificada. Desde el Aula del Mar esperan no volver a ver a la tortuga por la costa de la provincia, ya que eso significaría que está bien, asegura José Luis Mons.

Aula del Mar


El Aula del Mar juega un papel fundamental en la protección de especies marinas amenazadas. En el año 1996 se creó el Centro de Recuperación de Especies Marinas Amenazadas. Desde entonces, el CREMA ha recuperado a cientos de tortugas marinas y cetáceos varados en las costas de la provincia de Málaga. Tras su rescate, los ejemplares son atendidos y tratados con el objetivo de poder devolverlos a su hábitat natural lo antes posible.

Este centro de recuperación cuenta con todo el equipamiento necesario en un hospital especializado en la recuperación de especies marinas. El equipo del Aula del Mar la componen biólogos, veterinarios, auxiliares y educadores capacitados para las labores de recuperación y conservación de especies marinas.

Además de este papel fundamental en la recuperación de especies marinas, el Aula del Mar se muestra realmente comprometido con la concienciación de la ciudadanía. José Luis Mons asegurá que el papel de este centro es un 50% la recuperación de estas especies y un 50% la educación medioambiental. El Aula del Mar desarolla diferentes proyectos con centros escolares en los que se imparten actividades y talleres destinadas a concienciar en el papel que juega la población en el medio ambiente. "Las especias marinas sufren las consecuencias de las acciones del ser humano, pero el medio ambiente es tan suyo como nuestro", asegura Mons.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook