13 de agosto de 2019
13.08.2019
Críticas

Los floristas de la Alameda muestran su descontento con los nuevos puestos

No comparten la ubicación y el tamaño y muchos kioscos, desde el pasado jueves, no tienen luz y se han visto obligados a cerrar

13.08.2019 | 05:00
Nuevos puestos de flores de la Alameda Principal.

Los nuevos kioscos de flores de la Alameda Principal han causado un gran descontento entre los floristas de la zona, tanto por su nueva ubicación, como por su tamaño y el entorno en el que se encuentran.

El diseño de los nuevos puestos es diferente al de los antiguos y además, el material del que están hechos, de chapa, hace que durante el verano, se note mucho más el calor y durante el invierno, el frío sea mayor.

Ángel Giles, florista de 'Floristería Andalucía', uno de los puestos ubicados en la Alameda, ha apuntado que el verdadero problema se encuentra en sus diseños. «Al ser cuadrados hay más espacio que no puede aprovecharse. Antes los kioscos eran hexagonales y tenían más huecos para colocar los flores, ahora cuando la puerta está abierta casi no queda espacio dentro».

Esto supone un gran problema a la hora de almacenar las flores ya que, como apunta Ángel, «a la hora de guardarlas no caben tantas como antes. Hay que tener menos variedad y menos cantidad, por lo que las flores tienen que ser traídas poco a poco».

Con respecto a la ubicación, la disposición que tienen es muy parecida a la anterior, solo se han desplazado unos metros. Sin embargo, este pequeño desplazamiento hace que de menos sombra, lo cual afecta gravemente a las flores, ya que se estropean con más facilidad. Además, no se ha permitido a los floristas que puedan colocar sombrillas o toldos, sin embargo, ya han comenzado las negociaciones con el Ayuntamiento para que se otorguen un par de metros laterales donde poder colocar las flores.

Otro de los problemas con el que los floristas están lidiando en estos primeros días es la ausencia de luz. Desde el pasado jueves la mayoría de los kioscos no tienen luz y esto ha provocado el cierre provisional de estos.

Por otro lado, la imagen de los puestos también puede verse dañada por el entorno. Como ha apuntado Ángel, «uno de los problemas es la peatonalización de la Alameda. Esto hace que los patinetes puedan circular a sus anchas por toda la zona, lo cual puede ser un problema para los viandantes y para la seguridad de estos».

El Ayuntamiento ya ha sido informado de los problemas que se han encontrado los floristas. «Supuestamente, para finales de agosto habrá una reunión en la que se pondrá solución a todos estos problemas», indicó Ángel, «mientras tanto habrá que seguir con lo que tenemos. Los problemas son fáciles de ver por aquellos que están allí todos los días. El problema está en que el que hace las cosas no está allí todos los días. Nosotros estamos todos los días allí desde las 8 de la mañana hasta las 10 de la noche y conocemos todos los problemas».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook