28 de agosto de 2019
28.08.2019
La Opinión de Málaga
Seguridad

Denuncian problemas de higiene y tallaje en los chalecos que los policías tienen que compartir

Jupol dice que hay agentes que se tienen que poner la prenda que acaba de usar un compañero durante el turno anterior y que algunas están caducadas

28.08.2019 | 05:00
Policías en la Comisaría Provincial de Málaga.

Justicia Policial (Jupol), el sindicato mayoritario de la Policía Nacional, vuelve a denunciar la «clamorosa» falta de chalecos antibala entre los agentes de Málaga que desempeñan su labor en la calle, circunstancia que está obligando a algunos de los funcionarios a comprarse el material de seguridad con dinero de su propio bolsillo. Según explican desde la organización sindical de Málaga, los agentes que no tienen asignada esta prenda tienen que ponerse los viejos chalecos, «algunos con más de diez años y caducados, que han utilizado los compañeros del turno anterior con unas temperaturas que no acompañan. «No es normal que los compañeros que empiezan la jornada a las dos de la tarde tengan que usar un chaleco completamente mojado por el sudor del anterior, que ni siquiera sea de su talla y que nadie sabe cuándo se lavó por última vez. Apestan y no es higiénico», asegura un portavoz del sindicato antes de añadir que hay prendas de XXL que a algunos policías les quedan muy grandes: «Cuando se sientan en el coche se les sube hasta la barbilla». En este sentido, insisten en que cada chaleco debe ser individual y que debería entregarse a cada agentes como se le entrega la placa o el arma reglamentaria.

Según Jupol, esta situación se da especialmente entre los agentes que están de prácticas, algunos de los cuales se han visto obligados a comprarse el material de seguridad con su propio dinero. La Opinión ha accedido a alguna de esas facturas que asciendan a más de 600 euros la unidad. La falta de material se extiende, según explican, a los guantes anticortes, mientras que también consideran necesario dotar a los agentes de fundas de armas con el sistema antihurto, ya que «las de dotación son demasiado inseguras».

La dotación de chalecos a todos los agentes es una de las grandes demandas de Jupol, que ya a principios de año realizó un informe que contabilizaba en la provincia de Málaga 250 agentes (203 hombres y 47 mujeres) que entonces no contaban con esa prenda a pesar de pertenece a grupos tan sensibles como Seguridad Ciudadana, Udyco, Información o Estupefacientes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook