15 de septiembre de 2019
15.09.2019
Vivienda

Málaga es la provincia que más viviendas nuevas vende tras Madrid y Barcelona

La provincia malagueña ha comercializado más de 6.000 casas de nueva construcción en los últimos doce meses, con una subida del 15%

15.09.2019 | 05:00
Obras de construcción de viviendas en Málaga.

Se mantiene a nivel general como segundo mercado nacional con mayor índice de ventas por nivel de población

El sector inmobiliario sigue atravesando un periodo de gran actividad, con Málaga como uno de los protagonistas destacados de este nueva época de auge. La provincia es actualmente la tercera de España en número de viviendas nuevas vendidas (más de 6.000 en los últimos doce meses) tan sólo por detrás de los dos grandes mercados nacionales por volumen de población: Madrid, que registró casi 17.600 ventas, y Barcelona, que se quedó en 8.473, según el último informe del Colegio de Registradores, publicado estos días y correspondiente al segundo trimestre de este 2019.

La pujanza constructora de los últimos ejercicios, donde comenzaron a edificarse por fin nuevas promociones tras años de paralización casi absoluta del sector, se está dejando notar ya en el mercado de obra nueva a medida de que estas viviendas van llegando a su fase de comercialización. De hecho, la venta de casas nuevas ha aumentado en Málaga un 15% en este último año, confirmando una tónica constante de subida.

Hace un par de meses, la consultora Savills Aguirre Newman ya comentó que Málaga, con la capital como epicentro, se había posicionado como el centro neurálgico de proyectos de obra nueva residencial de Andalucía, superando a Sevilla. «El mercado residencial de Málaga capital, que ha registrado el mayor número de ventas en España tras Madrid, Barcelona y Alicante, no ha dejado de crecer en los últimos años, muestra del gran dinamismo del sector», detalla el informe. Durante el último año, la oferta de viviendas en fase de construcción, proyectadas, terminadas o ya a la venta se concentra en los distritos de Puerto de la Torre-Teatinos (1.709 viviendas), Carretera de Cádiz (479) y Málaga Este (285).

En cuanto al precio medio de la vivienda en Málaga, la escasa oferta, el incremento de los costes de construcción y los plazos requeridos para la concesión de licencias han provocado que el precio medio de las casas llegara a los 260.457 euros (2.159 el metro cuadrado), lo que supone un aumento del 20% respecto al registrado en 2017. El precio medio más elevado se encuentra en el distrito Centro, con 3.337 euros el metro, según del estudio de la consultora. Málaga capital y los municipios inmediatamente colindantes continúan siendo así «polo de atracción principal para los principales actores del mercado inversor y promotor».

En todo caso, las transacciones siguen dominadas tanto a nivel malagueño como nacional por el mercado de segunda mano, que acapara el 80% de las ventas. Así, Málaga ha vendido entre junio de 2018 y junio de 2019 un total de 31.429 casas, de las que casi 25.500 fueron viviendas usadas, según el Colegio de Registradores.

En el quinteto de cabeza


La provincia se afianza así, a nivel de ventas totales, como el cuarto polo de actividad en España, sólo por detrás de Madrid (75.513), Barcelona (56.545) y Alicante (37.585) y por delante de Valencia (30.157). Este quinteto de provincias comercializa así cerca de la mitad (el 44,6%) de las 517.400 viviendas vendidas durante ese periodo en España, según los datos de los registradores. Quedan ya, a mucha más distancia, Sevilla (18.356), Murcia (16.787), Baleares (14.916) y Cádiz (13.572).

La tendencia del volumen general de operaciones en el mercado, eso sí, se haya en una etapa de estabilización, tras años de continuas subidas. Los expertos creen además que la entrada en vigor el pasado mes de junio de la nueva Ley Hipotecaria y la propia inestabilidad política nacional pueden estar también ralentizando el mercado. El Colegio de Registradores, sin embargo, no se muestra preocupado por esta tendencia.

«De hecho, una consolidación de estos niveles es algo muy sano para el propio mercado inmobiliario en la medida que crecimientos intensos podrían generar distorsiones de mercado que posteriormente podrían pagarse muy caras, tal y como ya ocurrió en el pasado. Los factores externos al propio mercado inmobiliario, pero con influencia en el mismo (actividad económica, empleo, salarios, población...) están en una fase de cierta indefinición con respecto a su comportamiento futuro, no abundando los enfoques optimistas con respecto a lo que puede ocurrir en los próximos años. En consecuencia, el buen comportamiento del mercado inmobiliario, dentro de un enfoque de cierta cautela, entendemos que es una excelente noticia», apuntan los registradores.

En cualquier caso, los datos ponderados a nivel general son muy propicios para la provincia malagueña, que registra entre junio de 2018 y junio de 2019 un índice de 19,07 ventas por cada mil habitantes, dato sólo superado por Alicante (20,35) y superior a los de Almería (16), Castellón (15,73) y Girona (14,85), que completan las primeras posiciones del ranking nacional por provincias (todas ellas costeras y de perfil turístico).

Entre 2014 y 2016, Málaga ostentó la primera posición en este ranking, pero en 2017 y 2018 fue ya superada por Alicante (una provincia donde el peso del turismo residencial es, al igual que en la malagueña, muy significativo) lo que en absoluto resta valor al gran ritmo malagueño de compraventas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook