17 de septiembre de 2019
17.09.2019
El tiempo

Noviembre, el mes más propicio para que se formen tormentas en la provincia

El fin de semana volverán las lluvias a Málaga, aunque serán muy débiles y solo será un frente

17.09.2019 | 14:59
La lluvia volverá el viernes y sábado a la capital.

En Málaga se espera para este fin de semana cielos nubosos y aunque se esperan precipitaciones a partir del viernes, la buena noticia es que estas serán leves.  En el día de hoy se han dado lluvias leves en la provincia debido a los extractos que han entrado,  según los datos ofrecidos por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET)

Desde hoy, martes, habrá estabilidad aunque el jueves aumentará la nubosidad en la capital y la provincia. A partir del viernes y el sábado los cielos serán predominantemente nubosos y para el domingo las previsiones por el momento son más inciertas, informa el director del Centro Meteorológico de Málaga, José María Sánchez.

Los cielos nubosos vendrán acompañados de precipitaciones a partir del viernes pero principalmente estás serán más acusadas el sábado. Se espera un viernes y sábado de inestabilidad respecto a las lluvias. Aunque estas podrían ser tormentosas no se espera que sean importantes, ha previsto.

Las temperaturas se van a mantener en el rango de entre 27 grados y 29 grados, aunque esta depende de la nubosidad del día ya que los cielos encapotados podrían hacer descender las temperaturas un grado. En rasgos generales los termómetros van a ser bastantes similares a las que se están dando al principio de esta semana.

Durante la semana se dará una humedad relativa de entre el 75 por ciento y el 80 por ciento pero el viernes podría alcanzar cifras que rondan entre el 90 por ciento y el 100 por cien debido a las precipitaciones. Respecto al mar, este permanecerá tranquilo ya que no hay previsiones de fenómenos costeros, por suerte o por desgracia para los surferos.


Málaga y sus tormentas


Durante el siglo XXI la Aemet estima que se han dado alrededor de 12 avisos rojos efectivos debido a Depresiones Aisladas que provocaron inundaciones, como el activado durante las inundaciones de 2012. El Mediterráneo es la zona con más DANAS del mundo y en esta época casi todas las precipitaciones que ocurren van ligadas a estas. Pero, durante este fin de semana no va entrar por Málaga y se mantendrá en el Atlántico, por lo que las lluvias serán muy débiles y solo habrá un pequeño frente que producirá las precipitaciones puesto que el frente cuando entre en la península "se va a liquidar", afirma el directos de la Aemet.

La Depresión Aislada que tantos estragos ha causado la semana pasada ya ha pasado pero hay que recordar que la zona de Málaga es una zona con muchas DANAS aunque estas no siempre se encuentran activas y cuentan con la suficiente circulación para que se forme bastante flujo de humedad y de lugar a la lluvia.

Una de las características que distinguen el clima mediterráneo son las lluvias torrenciales, "las precipitaciones tan intensas son muy normales en la zona mediterránea", asegura el director de la Aemet y añade que Málaga y su provincia es una zona preferente de "descuelgue" de la gota fría y produce normalmente lluvias puntuales aunque en ciertas ocasiones las lluvias son tan intensas que llega a alcanzar situaciones de ciclón tropical, explica la Aemet.

Aunque las DANAS se forman durante todo el año el otoño es la estación más proclive para las lluvias intensas. En Málaga, el mes con más Danas es noviembre aunque es en diciembre cuando se dan mayores precipitaciones pero estas normalmente provienen de frentes y no de Densidades Altas.

No solo la DANA provoca inundaciones ya que estas pueden darse por tormentas y por los sistemas convectivos,  como el que causó las inundaciones del año pasado de Campillo.

Los sistemas convectivos son una organización de tormentas que adquiere "como vida propia", aclara el director de la Aemet. Puesto que unas tormentas activan a otras continuamente. Una tormenta individual dura en torno a una hora u hora y media mientras que los sistemas convectivos pueden durar hasta 12 horas. Las tormentas se enlazan debido a la misma corriente fría que crea la propia tormenta, esta "hace como de escalón para que se produzca la siguiente tormenta".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook