21 de septiembre de 2019
21.09.2019
Recreación histórica

Málaga no olvida al héroe antequerano, el capitán Moreno

La recreación histórica ha contado con un intérprete de lenguaje de signos

21.09.2019 | 21:03
Recreación histórica del capitán Moreno en la plaza de la Merced

Las grandes hazañas nunca mueren mientras vivan en el recuerdo de las siguientes generaciones. Por ello, la Asociación Histórica-Cultural Teodoro Reding esta tarde ha recreado lo últimos momentos de la vida del olvidado soldado y guerrillero antequerano Vicente Moreno Baptista, quien fue ejemplo de integridad hasta su último aliento.

Esta tarde Málaga ha retrocedido más de 200 años, exactamente al 4 de agosto de 1810. Junto a la casa consistorial se encuentra la cárcel en la que seis guerrilleros esperan su sentencia de muerte a manos de los franceses, por no reconocer a José Bonaparte como rey de España tras haber jurado fidelidad a los Borbones.

Entre los soldados guerrilleros capturados se encuentra su líder, Vicente Moreno, en quien ha recaído la condena más cruenta. Ser ajusticiado como un simple malhechor, con la pena del garrote, pero antes ser testigo de cómo ejecutan a sus compañeros de batalla.

En plena Guerra de la Independencia española tras la renuncia de los Borbones ante Napoleón, el soldado Moreno no se rindió, creando una partida guerrillera con miembros del ejército y voluntarios, reuniendo armamento y caballos para oponerse de manera férrea al ejército de Napoleón. Pero el 2 de agosto de 1810 Moreno y su guerrilla fueron capturados.

El ejército napoleónico quería a Moreno en su bando, incluso le ofrecieron un ascenso si reconociera a Napoleón como rey y pese a estar detenido le colmaron de atenciones. Pero Moreno no aceptó, se mantuvo fiel a la bandera de la cruz de San Andrés con la aspa de Borgoña a la cual había jurado fidelidad. Tuvo una segunda oportunidad de conservar su vida pero para ello debía traicionar a sus compañeros de la resistencia y dar sus nombres al ejército napoleónico, nuevamente rechazó el trato y lo tachó de insulto hacia su persona. "Le llevan como último recurso a su familia y el dice que no, que ha jurado unas banderas", explica el director de la asociación Teodoro Reding. Finalmente es ejecutado.

El presidente de la asociación, Jon Valera, le da vida por décimo año consecutivo al capitán Moreno durante este hito de la historia. En el bando contrario, se encuentra el coronel Berton, interpretado por Javier Banderas (sobrino de Antonio Banderas). La Asociación Teodoro Reding la forman personas de todas las edades y profesiones con una cosa en común, la pasión por la historia y pretenden mediante la recreación "acercar a los malagueños de todas las edades las historia de una manera más atractiva, más cercana", asegura Valera.

El homenaje a Moreno ha comenzado en la plaza de la Merced con un discurso del líder guerrillero. Por segundo año consecutivo, ha contado con la presencia de un intérprete de lenguaje de signos para que la historia llegue a todos. Esto ha sido gracias al programa Málaga Ciudad Accesible que plantea "visitas para todo el mundo", ha explicado el técnico de turismo del Ayuntamiento de Málaga del Área de Accesibilidad, Salvador García.

Los actores y los presentes han recorrido el centro desde La Merced hasta llegar a la plaza de la Constitución donde Moreno se ha encontrado con el coronel francés Berton para dar por finalizado tanto su vida, su historia, como la recreación. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook