14 de octubre de 2019
14.10.2019
Yacimiento

Investigadores norteamericanos se interesan por el Cerro del Villar

Profesores de las universidades de Ohio y Chicago están interesados en unirse a un equipo liderado por la UMA para excavar en el valiosísimo yacimiento fenicio del delta del Guadalhorce

14.10.2019 | 05:00
Imagen del yacimiento fenicio del Cerro del Villar durante unas excavaciones en 2003.

José Suárez, profesor de Prehistoria de la Universidad de Málaga y especialista en la investigación del mundo fenicio y su contacto con las poblaciones de finales de la Prehistoria, ha explicado a este periódico que profesores de las universidades norteamericanas de Ohio y Chicago están muy interesados en unirse en un tiempo a un proyecto de investigación liderado por la UMA para continuar excavando, y por tanto conociendo con más detalle el yacimiento fenicio del Cerro del Villar, en el delta del Guadalhorce y junto a la Senda Litoral que construye la Diputación.

Es más, este martes 15 de octubre, algunos de ellos vienen a Málaga para participar en un encuentro que habrá en el Rectorado de la Universidad de Málaga acerca del mundo fenicio, en general, y el yacimiento, en particular. «Vienen porque les gustaría incorporarse o asociarse al equipo de la UMA. Para avanzar con ese proyecto esperamos recabar el apoyo del Ayuntamiento y la Delegación de Cultura de la Junta», tal vez con la cobertura de un convenio.

El yacimiento del Cerro del Villar, descubierto en 1965, parafraseando a María Eugenia Aubet, arqueóloga y catedrática de Prehistoria de la Universidad Pompeu Fabra, es excepcional para los investigadores y su valor, incalculable, debido a su gran estado de conservación. Jamás se construyó sobre él, ni en época romana ni durante la era moderna, de forma que algunos de los hallazgos más importantes se localizaron a tan sólo treinta centímetros de profundidad. Es un asentamiento que conduce a los orígenes de Málaga.

Suárez explica que los investigadores norteamericanos que participan en las jornadas de este martes son expertos en la expansión fenicia en el Mediterráneo (en países como Israel o Turquía). Así, además de su intervención, se va a abordar el estado de los últimos trabajos desarrollados en el yacimiento. La idea del encuentro surge del profesor Manuel Álvarez Martí-Aguilar, quien lidera un proyecto de investigación, desarrollo e innovación sobre catástrofes en la antigüedad (terremotos y tsunamis). Una de las líneas de investigación es precisamente comprobar si hubo «una inundación catastrófica en el Cerro del Villar». De hecho, se quiere volver a abrir un corte de finales de los 80 en el que en su día se hallaron evidencias que podrían estar asociadas a una inundación para concluir si se trató «de un temporal o de un tsunami, porque el Cerro del Villar está en una isla del estuario del Guadalhorce». Los restos de conchas, por ejemplo, si provienen de profundidades marinas muy pronunciadas podrían demostrar que se trató de un tsunami. El otro promotor del encuentro es la Cátedra de Estudios Estratégicos que dirige José Luis Caro. «Y, además, en el encuentro del Rectorado participarán colegas de universidades americanas para abordar temas relacionados con la expansión fenicia en el Mediterráneo».

«En el futuro, queremos abordar en el sitio un proyecto de investigación a largo plazo y contar con los colegas de las universidades de Ohio y Chicago. En el encuentro del martes, los dos primeros conferenciantes son colegas de universidades americanas, interesados en participar en un equipo liderado por la UMA para hacer excavaciones» internacionales.

Suárez destaca que lo último que se hizo en el Cerro del Villar fueron unos trabajos iniciados por el Ayuntamiento en 2018, tras un acuerdo plenario de 2017, es poner en marcha unos estudios geofísicos para conocer, con métodos no invasivos, las formas de asentamiento, si había calles o manzanas, entre otros aspectos.

«El interés está garantizado». «La ventaja es que es el yacimiento está muy bien conservado y posiblemente podamos conocer por primera vez cómo se organiza una colonia fenicia en el otro extremo del Mediterráneo. La idea, en el futuro, es poder convertirlo en un parque arqueológico, porque estos son los orígenes de Málaga, y además es un gran recurso turístico. Está cerca de la Senda Litoral, pasa muy cerca de allí, y Málaga, que es una ciudad que apuesta por la cultura y los museos, podría tener un parque arqueológico en un parque natural».

El profesor Suárez está vinculado tanto al proyecto de Manuel Álvarez como a la Cátedra que dirige José Luis Caro. En las jornadas también se va a presentar un trabajo de realidad virtual sobre este asunto. Por supuesto, el profesor Suárez también interviene.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook