15 de octubre de 2019
15.10.2019
Política

Unidas Podemos defiende «blindar» los servicios púablicos con una ley

La número 2 de la lista, Eva García Sempere, propone «hacerlo pronto para afrontar la crisis que se avecina»

15.10.2019 | 05:00
Eva García Sempere, durante su intervención.

Unidas Podemos propuso ayer desarrollar una ley que «blinde» los servicios públicos y las pensiones en España «y hacerlo pronto para afrontar la crisis que parece avecinarse».

Los candidatos 2 y 3 de la lista de Unidas al Congreso, Eva García Sempere y Ramón González, respectivamente, hablaron en la capital malagueña de los servicios públicos y de la situación que atraviesan, así como las soluciones que la coalición electoral tiene para ello.

Sempere recordó que la Constitución española ha sido modificada para «blindar los intereses económicos y financieros», por lo que «es el momento de hacer lo mismo con los derechos de la clase trabajadora».

«Afrontamos una crisis que no tienen los colchones familiares y de servicios que hemos tenido con otras. Ahora, se han desmontado mucho de ellos o han sido externalizados y hay que recuperarlos», agregó.

Por ello, la confluencia de izquierda Unidas Podemos destacó «de manera prioritaria» en su programa electoral una ley que «blinde» la Sanidad, la Educación y muy especialmente la Dependencia.

En concreto, sobre dependencia, Sempere abogó por una acción «contundente» que «nos dé la garantía de que no se nos mueran cien dependientes al día esperando ayudas y, por otro, que se genere una red de puestos de trabajo hasta llegar a unas 400.000 personas».

«Por supuesto, también es necesaria una ley que blinde las pensiones», añadió la candidata de Unidas Podemos por Málaga, a la vez que criticó al candidato socialista «por hacer un llamamiento a PP y Ciudadanos para firmar un pacto por las pensiones, cuanto los tres han votado en Europa que éstas vayan perdiendo su carácter público».

A juicio de García Sempere, «para todo esto hay recursos, ya que, según recogen los medios de comunicación, las arcas públicas han dejado de ingresar 13.500 millones provenientes de las grandes superficies, gracias a la ingeniería fiscal».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook