27 de octubre de 2019
27.10.2019
La Opinión de Málaga
Tenía su base en Benalmádena

Desarticulan una red criminal que desvalijaba casas del litoral malagueño

Actuaban de lunes a viernes en horario intensivo de nueve de la mañana a nueve de la noche y se desplazaban en coches de alquiler

27.10.2019 | 12:00

La Policía Nacional ha desarticulado un grupo criminal dedicado a robos con fuerza en viviendas del litoral malagueño mediante el método del "resbalón" (abrir puertas deslizando una lámina de plástico entre el marco y la hoja de la puerta de la casa) y han arrestado a dos personas, los "cabecillas" de la trama.

A los detenidos, dos hombres de 24 y 43 años y de nacionalidades española y argelina, se les imputan delitos de pertenencia a grupo criminal y robo con fuerza y, hasta el momento, se le atribuyen once robos en casas de las localidades de Marbella y Estepona, según un comunicado remitido por la Comisaría Provincial de Málaga.

El grupo, que tenía su base de operaciones en Benalmádena, se desplazaba por todo el litoral malagueño, desde Manilva hasta Nerja, para cometer sus ilícitos y accedían a las viviendas cuando los inquilinos se habían marchado.

Según las pesquisas, se hacían pasar por turistas e iban con bañadores, chanclas y toallas para pasar desapercibidos e incluso se desplazaban en vehículos alquilados, que cambiaban semanalmente.

Los arrestados tenían un claro reparto de tareas, de modo que uno de ellos, auténtico experto en la apertura de puertas, era el responsable de cometer los robos utilizando rudimentarios instrumentos como recortes de plástico duro o radiografías.

Este detenido se ayudaba de otra persona –aún no arrestada- para llevar a cabo el robo, mientras que el otro detenido era el encargado de conducir el coche en el que se desplazaban y de las labores de vigilancia y espera en el exterior de la vivienda objeto del robo.

Así, los investigados –a los que no se les conoce actividad remunerada alguna- operaban de lunes a viernes en horario intensivo de nueve de la mañana a nueve de la noche, primero eligiendo sus objetivos y posteriormente llevando a cabo los robos.

La investigación comenzó en abril a raíz de varias denuncias por robo con fuerza en varios apartamentos de alquiler vacacional en Marbella y en el operativo se ha realizado un registro en el domicilio de uno de los investigados donde se ha recuperado numerosos efectos procedentes de los robos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook