12 de noviembre de 2019
12.11.2019
Reacciones

"El PSOE le ha dado alas a Vox, los ha movilizado pero no ha sido capaz de movilizar a los suyos"

Entrevista al consejero de Presidencia y presidente del PP de Málaga, Elías Bendodo

12.11.2019 | 05:00
El presidente del PP de Málaga y consejero de la Presidencia de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo.

El máximo responsable de los populares malagueños no oculta que la alegría ha regresado a su partido tras los malos resultados que el 28-A lo relegaron a tercera fuerza de la provincia. Al recuperar la segunda posición con tres escaños y volver a ser la opción de centro-derecha más apoyada en Málaga, se han cumplido todos los objetivos de la campaña. Eso sí, la sorprendente cercanía de Vox ha puesto en peligro estas metas.

El presidente del PP de Málaga y hombre fuerte en el Gobierno andaluz del cambio como consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, sigue prácticamente sus reflexiones por donde las dejó en la interpretación que protagonizó para valorar los resultados del 10-N, durante la noche electoral del domingo. El máximo responsable de los populares malagueños no oculta que la alegría ha regresado a su partido tras los malos resultados que el 28-A lo relegaron a tercera fuerza de la provincia. Al recuperar la segunda posición con tres escaños y volver a ser la opción de centro-derecha más apoyada en Málaga, asegura que se han cumplido todos los objetivos que se habían marcado para la campaña. Eso sí, la sorprendente cercanía de Vox ha puesto en peligro estas metas gracias a un éxito del que culpa al PSOE.

¿Qué matices introduciría en su valoración de los resultados, ahora que ya se ha hecho un poco más la digestión tras la noche electoral del 10-N?
Me reafirmo, fundamentalmente, en mi primera lectura. Fueron unas elecciones convocadas por el Partido Socialista, que preveía unos mejores resultados. Es decir, ha sido un referéndum y Pedro Sánchez lo ha perdido. Ha tenido menos apoyos, menos escaños, y deja en una situación de mayor ingobernabilidad a nuestro país.

¿Puede decirse que, tras el tropezón del 28-A, el PP de Málaga ha recuperado la sonrisa?
Sí. Así fue lo que vimos el domingo. Los objetivos que nos habíamos planteado para estas elecciones eran, por lo general, volver a la segunda posición, ser la fuerza más votada entre los partidos de centro-derecha y recuperar el tercer escaño. Los objetivos de la campaña se han cumplido todos. Nos hubiera gustado ganar las elecciones pero, bueno, eso será lo siguiente.

¿Cómo vivió la disputa con Vox por el tercer escaño, que no se dilucidó hasta el final?
Fue muy intensa, efectivamente. Lo conseguimos por menos de mil votos de diferencia entre el PP y Vox. Al final, lo importante es que el PP ha sido la segunda fuerza más votada y consiguió el tercer escaño.

¿Qué le parece que los responsables del PSOE malagueño culpan al PP y Cs, «por el blanqueamiento que han hecho en la Junta», de la subida experimentada por la ultraderecha?
Que se miren el ombligo. Es lo que deben hacer. Quien ha dado alas a Vox son ellos mismos con las decisiones que han tomado y les han salido mal. El PSOE ha conseguido movilizarlos a ellos y no ha movilizado a los suyos.

¿Le sorprende que Vox haya ganado en 11 municipios malagueños, entre ellos Estepona?
La verdad es que la sorpresa ha sido generalizada. La irrupción no solo se ha producido en la provincia de Málaga, sino en toda España. Son datos a analizar para tenerlos en cuenta en un futuro.

Pedro Sánchez empezó su intervención celebrando que este año ya había ganado tres elecciones, ¿qué opinión le merece la escena?
Las victorias pírricas no son victorias. En este caso, insisto, era engañarse a sí mismo y hacerse trampas en el solitario. Pedro Sánchez convocó unas elecciones, que nadie quería, porque él pensaba estar en 150 escaños. Para ello, ha utilizado todos los medios a su alcance. Incluidos el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) y la exhumación de Franco. Todas esas cuestiones. Y con eso lo que ha conseguido es el efecto contrario a lo que él quería. Pedro Sánchez ha perdido cerca de 700.000 votos y ha perdido el número de escaños. Por lo tanto, el Partido Socialista no ha cumplido los objetivos planteados para ese adelanto electoral. Ahora, eso sí, ha ganado las elecciones y, por lo tanto, está legitimado para dar el primer paso para formar gobierno, que no se antoja fácil.

¿Comparte las declaraciones en las que el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, aboga por una abstención del PP para garantizar la formación de Gobierno por parte del PSOE?
Creo que, de momento, lo que toca es sosiego y tranquilidad. El primer paso lo tiene que dar el que ha ganado las elecciones, que es el Partido Socialista. Aunque con menos apoyos y menos escaños. Que sea el PSOE el que diga lo que quiere. Ya se ha manifestado que quiere formar un gobierno progresista. Así que es al Partido Socialista al que le toca mover ficha, no al Partido Popular.

¿Suscribe la reacción del cabeza de lista por Málaga al Congreso de los Diputados, Pablo Montesinos, quien asegura que Pedro Sánchez debe irse?
Pedro Sánchez ha ganado las elecciones, por lo que a él y a su partido les corresponde intentar articular una mayoría. Si es capaz de articularla, que sea lo más estable posible. Si no es capaz, debería irse.

¿Con qué sensaciones ha encajado el batacazo de Ciudadanos, su socio de Gobierno en la Junta de Andalucía y otras instituciones de importancia, como la Diputación Provincial y el Ayuntamiento de Málaga?
Ahí el mensaje es que en Andalucía han aguantado mucho mejor que en otras zonas de España. Eso significa que se nota que su labor en el Gobierno andaluz les favorece. Albert Rivera es un buen político y, por ello, la política en general tiene una pérdida importante con su dimisión. Al final, en esto de la política no te puedes descuidar. Debes saber calibrar y medir. Y nunca debes aspirar a más de lo que realmente puedes obtener. Creo que Ciudadanos se refundará y retomará el brío.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook