Como todos los años por esta fecha, Agus solicitó la cita protocolaria para que vacunen a su madre de 88 años contra la gripe. Sin embargo, la sorpresa de este año ha sido que en el consultorio de Humilladero, lugar en el que vive la familia, les han dado cita para el próximo 20 de diciembre, una espera de 39 días que nunca antes había sufrido.

«Mi madre tiene 88 años y por su edad está dentro de los reconocidos como grupos de riesgo. Llevo muchos años haciendo esto y nunca ha tenido que esperar más de dos días, no lo entiendo», explicó la hija de la afectada. Lo sucedido se remonta al pasado lunes, 11 de noviembre, cuando intentó solicitar la cita por la app de Salud Responde pero no fue posible. «Llamé al consultorio y me dijeron que no iba a poder hacerlo por ahí así que fui en persona», resaltó. Una vez allí, según expuso, le aseguraron que las citas ya iban por diciembre pero su asombro fue que no se trataba de inicios del próximo mes; la cita se la dieron para él próximo 20 de diciembre. «Mi madre tiene una edad que no puede esperar tanto tiempo y resfriarse», expuso.

Comentó con la persona encargada de dar la cita lo extraño que le parecía esa demora a lo que aseguró que le respondieron «es lo que hay». No dudó en subir la cita a las redes sociales para expresar su indignación con lo sucedido. «Miré hasta el Instituto Nacional de Estadística (INE) para ver si había sucedido algo y en Humilladero se habían empadronado más personas mayores pero qué va. De unos 3.000 que somos, solo el 15 por ciento tiene más de 65 años, no lo entiendo», razonó la afectada, quien también pensó en la posibilidad de que el Servicio Andaluz de Salud se haya quedado sin suministro.

La delegación provincial de Salud, por su parte, aseguró que se consultó el área Norte de Antequera y confirmaron que había huecos previos a la cita que ha recibido la mujer afectada.