20 de noviembre de 2019
20.11.2019
Economía

Un trabajador en Málaga cobra 3.282 euros menos al año que la media española

La provincia continúa en la cola a nivel nacional, según datos de la Agencia Tributaria - El 40% de los trabajadores ingresa por debajo del salario mínimo

20.11.2019 | 17:01
Las mujeres cobra notablemente menos que los hombres en Málaga.

El mercado laboral de Málaga sigue mejorando en cuanto a cifra total de trabajadores pero los ingresos medios anuales declarados (16.527 euros el pasado ejercicio) continúan en el pelotón de cola de las provincias españolas, algo que por desgracia viene siendo habitual año tras año. Así se refleja de nuevo en las últimas estadísticas del "Mercado de Trabajo y Pensiones en las Fuentes Tributarias", publicadas ayer por el Ministerio de Hacienda y correspondientes a 2018. En ellas se refleja, por un lado, que el número de malagueños con ingresos anuales por trabajo inferiores o únicamente iguales al Salario Mínimo Interprofesional (SMI) se sitúa en el 40,2% del total de los asalariados, un porcentaje más o menos similar al de ejercicios precedentes y sólo un poco inferior al 43% que se registraba en 2014, cuando se atravesaba el periodo más duro de la crisis económica.

Así, algo más 261.800 malagueños de los casi 650.500 que presentaron rentas del trabajo en esa campaña no superaban globalmente el importe establecido como salario mínimo, situado en ese momento en 735,9 euros al mes (o 10.302,6 euros al año repartidos en 14 pagas). En el año 2007, justo antes de que estallara la recesión económica, el porcentaje de declarantes en esta situación era del 32% en Málaga pero la rebaja de salarios impuesta por las empresas a muchos trabajadores a raíz de la crisis y el deterioro del mercado laboral elevó rápidamente esa tasa. El porcentaje de malagueños con este nivel de ingresos supera además en algo más de siete puntos la media española (32,9%).

Este escenario de bajas rentas por trabajo en Málaga es aún más preocupante al comprobar, según los datos del Ministerio, que alrededor del 56% del total de declarantes de la provincia (la cifra se va en se caso a unas 365.000 personas) rebasaría por bastante poco, como máximo el umbral del mileurismo.

Como parte más positiva de estos datos, cabe destacar que el número de asalariados en Málaga viene subiendo de forma sostenida (fueron 581.541 en 2015, 599.864 en 2016 y 625.000 en 2017).

Las cifras de la Agencia Tributaria reflejan también un pequeño incremento general en la renta anual media de Málaga de 588 euros respecto a 2017. A pesar de este aumento, el quinto anual consecutivo, los ingresos laborales de los malagueños se colocan otro ejercicio más entre los más bajos en el ranking provincial, concretamente en el puesto 37 de 48 (se incluyen todas las provincias, ciudades autónomas y comunidades uniprovinciales a excepción de Navarra y de las tres provincias vascas, con otro régimen fiscal). La provincia malagueña sólo presenta una renta media superior a once provincias: Jaén, Huelva, Badajoz, Córdoba, Almería, Cáceres, Cuenca, Granada, Ciudad Real, Alicante y Cádiz.

En todo caso, la estadística de Hacienda necesita de algunas aclarciones, ya que no se refiere a los sueldos que se cobran mes a mes sino que se extraen, por tramos, de las rentas anuales declaradas por los empleadores mediante la Declaración Anual de Retenciones e Ingresos a Cuenta sobre Rendimientos del Trabajo, contando exactamente por igual a las personas que trabajan los doce meses del año como a aquellos que sólo lo hacen en momentos determinados. Eso produce un sesgo a la baja del salario en comparación con otras estadísticas.

Los números también están condicionados por el hecho de que hay personas que pierden el trabajo a lo largo del año y pasan a cobrar el desempleo o trabajadores que se jubilan en un determinado mes y acceden a una pensión, lo que provoca que sus retribuciones salariales sean, a efectos estadísticos, más reducidas. Aclarados estos puntos, las cifras sí reflejan ciertas tendencias del mercado laboral, caracterizado por la precariedad laboral (empleos a tiempo parcial, una tónica de bajos salarios o el hecho de que un gran número de personas sólo trabaja en los meses de temporada turística). Hay que resaltar que en el caso de Málaga, los ingresos medios por persona ya presentan un ligero incremento respecto a antes de la crisis (en 2007 se cifraban en 16.269 euros al año).

Por otro lado, las rentas de trabajo en Málaga se sitúan 3.282 euros por debajo de la media española (que es de 19.809 euros anuales por persona). La mala posición se suele relacionar con el mayor peso del sector servicios en Málaga y a la carencia de un segmento industrial de mayor peso, que es el que suele tener salarios más altos. Sea como sea, la brecha salarial de Málaga con España ha crecido en la crisis. En 2007 era de un 13,5% y ahora está en el 16,6%.

Ingresos por sectores

Los trabajadores del sector financiero y de las aseguradoras se sitúan a la cabeza de las retribuciones salariales de la provincia declaradas a la Agencia Tributaria, con una media de 30.472 euros para sus 14.275 empleados. Le siguen en el ranking de ingresos los 5.008 asalariados que trabajan en la industria extractiva, energía y agua (28.334 euros de media), los 11.980 del sector de información y comunicaciones (24.159) y los 150.346 de los servicios sociales (22.540).

Por detrás se coloca la industria (28.982 trabajadores y 18.420 euros de media), el comercio y transporte (134.126 empleadosy 16.035 euros), la construcción y actividades inmobiliarias (62.982 personas y 15.204 euros), los servicios (93.520 asalariados y 14.070 euros), y los que trabajan en otros servicios personales y de ocio (127.584 declarantes y 11.183 euros). Cierra la lista el segmento de agricultura, ganadería y pesca, donde sus 21.719 asalariados declaran de media 5.131 euros.

Por sexos, la estadística de Hacienda también revela que los hombres siguen cobrando bastante más que las mujeres. Los varones presentaron así un ingreso anual medio de 18.420 euros, por los 14.403 de las mujeres, lo que se puede explicar en parte por la mayor temporalidad y parcialidad de los contratos que suele sufrir el colectivo femenino.

En relación a la edad, son los trabajadores más veteranos los que presentan mayores percepciones (se entiende que por la mayor antigüedad): así, los de entre 56 y 65 años ingresaron 21.470 euros de media. Entre los 46 y los 55 años cobraron 20.257 euros y entre 36 y 45 se quedaron en los 18.219 euros. Los más jóvenes son los que menos ingresan: 13.131 los de entre 26 y 35 y 6.042 los de 18 a 25 años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook