22 de noviembre de 2019
22.11.2019
Polémica

El PP critica que el PSOE calle ante el posible uso de dinero público para reformar su sede en Málaga

Carmona denuncia que "es otro ejemplo del uso que los socialistas hicieron de la Junta en beneficio propio"

22.11.2019 | 05:00
El portavoz del PP de Málaga, José Ramón Carmona.

El coordinador general del PP de Málaga, José Ramón Carmona, criticó que «el PSOE lleve dos semanas callado ante el nuevo escándalo que apunta al posible uso irregular de dinero público por parte de los socialistas para reformar su sede malagueña de calle Ollerías».

Carmona alertó de que «la callada por respuesta o la técnica del avestruz para no dar la cara parece ser la nueva tónica habitual del PSOE», en alusión también al caso de los ERE. Asimismo, explicó que «este es otro ejemplo de que el PSOE ha venido confundiendo sus intereses y los de la Junta durante su etapa al frente del Gobierno andaluz, así como de la aparente utilización de fondos públicos a beneficio propio y en perjuicio de los intereses de los andaluces y de la propia Administración regional».

«Este caso de ingeniería inmobiliaria aparece reflejada en una auditoría interna del año 2004, la cual pone en cuestión el procedimiento de compra», manifestó el dirigente popular, reprochando a los socialistas «esta presunta utilización de fondos públicos para pagar una deuda pendiente del partido». En concreto, según los hechos publicados, la Empresa Pública de Suelos de Andalucía compró en 2006 a la empresa que se encargó de la reforma de la sede del PSOE un local que recibió precisamente como pago por los trabajos realizados en este edificio, reformas que superaban los 200.000 euros. Una operación que, además, contaba con una serie de limitaciones de uso que ponían en duda su rentabilidad.

De confirmarse estos hechos, «el PSOE contrata unas reformas y, presuntamente, las paga cediendo un local a la empresa que, unos cuantos años después, se lo vende a una agencia pública de la Junta», resumió Carmona, quien calificó esta transacción como «un nuevo modelo de economía circular, pero centrada en el chanchullo y en el uso irregular de fondos públicos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook