25 de noviembre de 2019
25.11.2019
EN DIRECTO
Estudio

Málaga es la provincia andaluza con más población en riesgo de inundación

En un plazo de diez años, serían más de 14.600 personas las que se podrían ver afectadas en los primeros diez kilómetros en el litoral malagueño

25.11.2019 | 05:00
Vecinos de Villanueva del Trabuco se afanan en paliar los efectos de la gota fría del pasado septiembre, que inundó gran parte del municipio.

Málaga es la provincia andaluza que más población tiene en riesgo de sufrir una inundación a medio plazo en sus primeros diez kilómetros de franja costera. Así lo pone de manifiesto un informe elaborado por realizado por el Observatorio de Sostenibilidad en colaboración con el Consejo general de los Colegios de Mediadores de Seguros.

Según refleja el estudio recientemente presentado, Andalucía es la tercera comunidad autónoma española con más población en riesgo de sufrir una inundación, con un total de 40.000 habitantes en zonas litorales expuestas a este fenómeno. Y dentro de la región, es Málaga la provincia con más personas en esa situación. A un plazo de diez años, serían 14.696 los habitantes de Málaga que residen en puntos potenciales de inundación en un plazo de una década. Si el plazo se amplía a cien año, serían casi 30.000 las personas que se verían en esas circunstancias. «La provincia de Málaga es la que acumula un mayor riesgo debido a la intensa urbanización de su litoral, si bien en términos de superficie artificial afectada, la provincia con mayor exposición es la de Cádiz», explica el informe, que cifra en más de 24.200 las hectáreas de superficie artificial que suma la provincia malagueña, de la que casi un 2% estaría en esa situación de riesgo de inundación, unas 400 hectáreas.

El estudio también coloca a Málaga entre las cinco provincias con más población en esa situación en un horizonte de una década, junto a Valencia, Barcelona, Alicante y Tarragona. Es decir, todos los puntos con más riesgo potencial se encuentran en el arco mediterráneo y en zonas que en las últimas décadas han experimentado un fuerte auge urbanístico que ha cubierto casi todos los primeros kilómetros de su franja litoral, aumentando así el riesgo de inundación y otros fenómenos meteorológicos.

En la provincia, el punto con más problemas a medio plazo será el Bajo Guadalhorce, en el entorno de la desembocadura del río, una de las cuatro zonas de Andalucía con más riesgo y en donde estarían en peligro de sufrir inundaciones casi 11.000 personas. El estudio señala que ese riesgo existe en ambas márgenes del río, tanto en el entorno del aeropuerto como en la margen contraria donde existen zonas industriales.

El objetivo de este estudio es poner a disposición de aseguradoras y administraciones públicas «una información que utiliza la última tecnología cartográfica y predictiva con el objetivo de minimizar el impacto de futuras catástrofes naturales», según destacaron los responsables de la iniciativa. «Se recogen recomendaciones desde una etiqueta para todas las edificaciones, a la inclusión de la necesidad de conocer la inundabilidad cada vez que exista una compra o venta de una casa, o las soluciones basadas en la naturaleza para reducir los riesgos de las poblaciones más expuestas. El objetivo es disminuir el riesgo y adaptarnos cuanto antes al cambio climático para conseguir un futuro más sostenible y más seguro respecto al riesgo de inundaciones en España», explicó Fernando Prieto, director del Observatorio de Sostenibilidad.

En España, la estimación de la población afectada es de unas 960.000 personas para un periodo de recurrencia de 500 años y de 330.000 en 10 años. Una primera estimación de la población potencialmente afectada de residentes extranjeros expuesta al riesgo de inundación supone un total de casi 40.000 personas para el periodo de retorno de diez años, y 120.000 personas para 500 años, recoge el estudio, que recuerda que en España son la catástrofe natural que más daños genera. El Consorcio de Compensación de Seguros y el Instituto Geológico y Minero de España, han cuantificado en unos 800 millones de euros de media al año los daños que causan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook