26 de noviembre de 2019
26.11.2019
Instalaciones municipales

Los vecinos de Campanillas vuelven a pedir una piscina para el barrio

Ruth Sarabia no lo descarta, pero señala que de momento no hay gestores interesados

26.11.2019 | 05:00
Estado de la piscina de calle Fausto, en Campanillas, en mayo de 2018, cuando La Opinión acompañó a visitar las instalaciones a la asociación de vecinos.

La asociación de vecinos de Campanillas ha vuelto al reclamar una piscina al aire libre para el barrio, al tiempo que recuerda que acondicionar como piscina de verano las instalaciones abandonadas que hay en la calle Fausto -cerradas por la Gerencia de Urbanismo en 2013- es una de las promesas del programa electoral del PP para esta legislatura.

«En 2015, en menos de una semana, presentamos 600 firmas de vecinos que reclamaban la piscina», recuerda Carmela Fernández, presidenta vecinal, quien en mayo del año pasado, durante una visita con La Opinión a las instalaciones, que eran presa de los vándalos, ya señaló que la piscina era una institución en Campanillas, pues originalmente fue inaugurada hace unos 40 años, en tiempos de Pedro Aparicio.

Carmela Fernández reivindicó este equipamiento, que cree muy necesario para el barrio, al hilo del consejo político de la semana pasada, en el que la concejala de Campanillas, Ruth Sarabia, informó de que no se había presentado nadie al concurso para gestionar la piscina.

La presidenta vecinal señaló a este periódico que en el barrio hay gente interesada en gestionar el equipamiento, «pero no se presentaron al concurso porque no se lo comunicaron».

Además, descartó el proyecto que baraja el Ayuntamiento de realizar en la parcela de calle Fausto un parque de tirolinas, si eso impide contar con piscina. «Ya se vio con las firmas que los vecinos queremos una piscina de verano, aunque no tengamos capacidad para tener una cubierta. En el consejo político comenté que el parque de tirolinas se puede hacer si es a continuación de la piscina, pero no en la piscina, porque la queremos», argumentó.

Carmela Fernández descartó además que puede considerarse piscinas del barrio de Campanillas las del complejo deportivo Belife en el Parque Tecnológico. «Los dueños cerraron la piscina climatizada porque no tiene rendimiento suficiente, pero es que eso está en el PTA y a nosotros ni nos conviene ni tenemos la intención de utilizarla; queremos la piscina de Campanillas», reiteró.

Respuesta del Ayuntamiento

La concejala de Campanillas, Ruth Sarabia, declaró a La Opinión que la piscina le parecería una opción perfecta,» si hay interés por parte de la ciudadanía» por la piscina», pero señaló que de momento, «no hay ninguna empresa interesada en gestionar ese espacio».

Por este motivo, indicó que habría que pensar en un equipamiento complementario al de la piscina como «una pista deportiva o de pádel» por si resulta atractivo para un concesionario una oferta más amplia.

Ruth Sarabia también explicó que otra posibilidad, que ya se planteó la pasada legislatura, sería crear en la misma parcela un parque multiaventura, del tipo que hay en Marbella. «Habría que ver cuál de las dos opciones le gusta más a la ciudadanía».

La concejala señaló que el hecho de que «a 800 metros», en el PTA ,ya haya piscinas y pistas de pádel, con la piscina cubierta cerrada por falta de demanda y sólo abierta la que está aire libre, puede ser un punto en contra de la piscina para Campanillas, porque tanta proximidad puede no convencer a futuros gestores.

En todo caso, anunció una reunión con la empresa interesada en la piscina de la que habla la asociación de vecinos para conocer si está interesada en el proyecto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook