02 de diciembre de 2019
02.12.2019
Movilidad

La zona azul de la Cruz de Humilladero, en manos de la nueva mesa de trabajo

Es este órgano, en el que van a estar representados vecinos y comerciantes, del que "emanarán las decisiones" para buscar soluciones a la Movilidad en el Distrito, explica el Ayuntamiento de Málaga

02.12.2019 | 05:00
Pancarta en el distrito Cruz de Humilladero.

El grupo municipal de Adelante Málaga, confluencia que agrupa a IU y a Podemos, ha enviado una batería de preguntas a la Sociedad Municipal de Aparcamientos y Servicios (Smassa) en relación a los planes que tiene el Ayuntamiento de Málaga sobre si recuperar, o no, la zona azul en el distrito Cruz de Humilladero. El alcalde, Francisco de la Torre, durante la polémica ya dijo en varias ocasiones que se trataba sólo de una prueba con el fin de mejorar la fluidez del tráfico, y lo mismo repitió la edil encargada de gestionar la zona, Teresa Porras. En respuestas a estas cuestiones planteadas por la confluencia, el Consistorio deja en manos de la nueva mesa de trabajo, conformada por vecinos y comerciantes de esta parte de la ciudad, lo que ocurra con la zona azul.

Adelante Málaga preguntó: «¿Cuándo piensa el equipo de gobierno restituir el color blanco de la señalización de las bandas de aparcamiento en dicho distrito? ¿Cuál es el coste que supondrá dicha restitución a las arcas municipales? ¿Piensa el equipo de gobierno continuar en su actuación de desoír a los vecinos como ha hecho en reiteradas ocasiones o va a apostar de forma definitiva por el consenso de vecinos y comerciantes».

La respuesta a la primeras de las cuestiones es contundente: «Según reuniones mantenidas con los distintos agentes intervinientes, se acordó que todas las actuaciones a llevar a cabo, relativas a la implantación de la zona SARE en la zona de la calle La Unión en el distrito Cruz de Humilladero, emanarían de las decisiones que se tomaran en la mesa de trabajo, creada para este fin en particular, y en general, para buscar soluciones de Movilidad en la zona de la Cruz de Humilladero».

Sobre el coste de repintar de blanco las zonas ya en azul, explica el Ayuntamiento que, «sin saber cuáles van a ser las conclusiones de la mesa de trabajo, respecto al asunto de la implantación del SARE en la zona de calle La Unión, ni los trabajos a realizar, es imposible presupuestar acción alguna». Y, en cuanto a si el equipo de gobierno impondrá finalmente el SARE en esta zona de la capital, indicó el Consistorio que, precisamente, «la decisión de crear una mesa de trabajo, donde van a estar representados vecinos y comerciantes es una demostración de atención próxima y cercana y de búsqueda de entendimiento y consenso», consta en el documento al que tuvo acceso este periódico, fechado el pasado 20 de noviembre.

Adelante Málaga considera que la respuesta es evasiva, porque el hecho de no repintar ya la zona es «un indicio claro de que no han abandonado su idea de implantar el SARE». Cree la confluencia que el equipo de gobierno busca apoyos y trata de rearmarse para teñir de «proceso participativo» una decisión que ya estaría tomada.

El regidor malagueño, Francisco de al Torre, ya explicó a mediados de septiembre, una vez que el Ayuntamiento dio marcha atrás en su intención, que quizás «había faltado explicar más que es a modo de prueba, a prueba y no es nada definitivo».

Así, en declaraciones a los periodistas, indicó que es «importante restaurar un clima de convivencia y normalidad», que, como admitió, «estaba siendo alterado por esta cuestión», abogando, de nuevo, «por avanzar para dar siempre el mejor servicio en todos los temas en esta zona de Málaga». Sólo unos días antes, el Ayuntamiento creó una mesa de trabajo por parte del Área de Movilidad para estudiar la implantación de otras medidas para potenciar una mayor utilización y rotación en el parking de la zona, así como otras fórmulas.

Hubo una manifestación y la oposición hizo bandera de este asunto, que, no obstante, se cimentaba sobre una importante división de opiniones en el distrito. Según explicó también a mediados de septiembre la viceportavoz del PSOE, Begoña Medina, el regidor era «perfecto conocedor del nulo apoyo ciudadano con el que contaba la medida», acusando al equipo de gobierno de mentir.

La zona azul, de momento, se ha rechazado en tres ocasiones desde 2016, aunque el Consistorio siempre ha defendido, como ha ocurrido en otras zonas, que se lo pidió que lo estudiara, como sucedió en su día, por cierto, con la Trinidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook