05 de diciembre de 2019
05.12.2019
La Opinión de Málaga
Gasto sanitario

La denuncia de un enfermero del Regional sobre un protocolo para administrar insulina se hace viral

Un enfermero cuestiona por Twitter el protocolo de actuación para suministrar insulina a los diabéticos que ingresan en el centro y recibe miles de retuits

05.12.2019 | 17:06
El enfermero mostrando los bolígrafos de insulina desechados tras un solo uso.

En menos de 24 horas, un joven enfermero del Hospital Regional ha logrado más de 13.400 retuits al cuestionar el protocolo de actuación del centro a la hora de dispensar insulina entre los pacientes diabéticos que ingresan en las instalaciones

El hilo arranca así: "Desde hace unos meses en el Hosptal Carlos Haya (Hospital Regional) a las enfermeras nos obligan a utilizar un bolígrafo de insulina por paciente alegando riesgo de transmisión cruzada de infecciones. Dejadme que os explique un poco mejor". A partir de ahí explicó el protocolo de control de glucemia que hace el centro cuando ingresa un paciente diabético, asegurando que desde septiembre se usa el bolígrafo que contiene 100 unidades de insulina. "Muchos de esos pacientes apenas estaban ingresados tres o cuatro días y apenas podrían necesitar ocho unidades de insulina en toda su estancia en el hospital ", alegó el joven que a las horas de escribir este hilo cerró su cuenta de Twitter de cara al público.

"El resultado es que, al tener la orden de dar un bolígrafo nuevo a cada paciente, los bolígrafos se tiraban habiéndose usado una ridícula parte de su contenido. En estos meses, litros de insulina a la basura", sentenció con imágenes de decenas de bolígrafos que dos enfermeras habrían guardado desde septiembre como prueba de que el centro los tira una vez que culmine la estancia del paciente. A ello añadió pantallazos de diversos estudios que, según él, no evidencian que el antiguo método de dispensación con jeringuilla suponía ningún riesgo de traspaso de infección. También recordó que cada bolígrafo tiene un coste de 50 euros. "La realidad es que se están tirando litros de insulina desde que se aplica este protocolo y gastando cientos de miles de euros en algo que, a todas luces, es una barbaridad súper ineficaz e irresponsable", sentenció.

El hilo se ha viralizado en horas y la gerencia hospitalaria del Regional se ha visto obligada a enviar un comunicado en el que aseguró: "La Unidad de Endocrinología y Nutrición del Hospital Regional ha puesto en marcha diversas mejoras en la atención a pacientes con diabetes ingresados en el área de hospitalización con el objetivo de mejorar la atención y evitar errores de administración de los tratamientos. En concreto, esta unidad ha implantado, dentro de la estrategia de seguridad de paciente, la práctica de utilizar una pluma de insulina por paciente".

Avalada esta estrategia por organismo como o el Institute for Safe Medication Practices (ISMP), la Joint Commission o el Instituto para el Uso Seguro de los Medicamentos de España, y, además, incorporado en otros centros como Juan Ramón Jiménez (Huelva), Costa del Sol (Málaga), Virgen del Rocío o Virgen Macarena, ambos en Sevilla; el Hospital Regional expuso que estas plumas eliminan los riesgos derivados de una posible contaminación del medicamento por el riesgo que supone retirar la aguja de la pluma y colocar una nueva aguja.

También incidieron en que este dispositivo no sirve como viales multidosis, además de evitar el posible riesgo de transmisión de infecciones por virus como el VIH o hepatitis B y C, a lo que suman evitar la sobreinfecciones con bacterias multirresistentes de origen hospitalario.

Recordaron que la insulina tiene la calificación de medicamento de alto riesgo hospitalario por el ISMP, ya que su uso incorrecto puede causar daños graves al paciente, y expuso que "la mayoría de los pacientes emplean estos dispositivos al alta hospitalaria en domicilio, por lo que se aprovecha la misma pluma utilizada durante el ingreso, facilitándose así la educación diabetológica y favoreciendo la correcta formación del paciente para el manejo del dispositivo de insulina a nivel domiciliario".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook