16 de diciembre de 2019
16.12.2019
Turismo

Málaga baraja ya la tasa turística y fija como condición que haya consenso

El equipo de gobierno vota en contra de la propuesta de Adelante sobre estudiar este nuevo precio público para luego decir que el Foro de Turismo lo analizará en enero

16.12.2019 | 11:21
Málaga baraja ya la tasa turística y fija como condición que haya consenso

El modelo de ciudad volvió a ser debatido este lunes, 16 de diciembre, en la Comisión de Economía y Hacienda merced a dos mociones defendidas por el edil Nicolás Sguiglia, de Adelante Málaga. La sesión fue kafkiana. En relación a la primera, los cinco votos de PP y Cs sirvieron para rechazar el estudio de una tasa turística a imponer en la ciudad, pero luego el equipo de gobierno dijo que lleva año y medio estudiándo la tasa turística y que se abordará en el Foro de Turismo el 15 de enero, siempre que haya consenso. Y, en cuanto a la segunda, sí salió adelante que el Consistorio se comprometa a realizar un estudio y a redactar una estrategia a corto y medio plazo para redistribuir a los visitantes por diferentes zonas de la ciudad, descentralizando los flujos, concentrados sobre todo en el casco antiguo.

Curiosamente, pese a que Cs y PP no apoyaron la iniciativa de analizar la imposición de una tasa turística, Rosa Sánchez, edil de Turismo, dijo que se va a debatir la misma en una sesión del Foro de Turismo que se celebrará el 15 de diciembre y que ya hay estudios al respecto, varios de 2018 y alguno de 2019.

Sguiglia explicó que esta tasa se aplica en Baleares o Barcelona y en países como Suiza, Francia, Alemania e Italia, una tasa por pernoctación, que revierta en mejorar las infraestructuras, las instalaciones, la calidad de los visitantes y la sostenibilidad.

Rosa Sánchez contestó que su área está continuamente estudiando los retos y desafíos de la actividad, pero indicó que esta medida debe ser tomada por consenso y se va a abordar, de hecho, en una reunión monográfica del Foro de Turismo el 15 de enero con un experto de la UMA que expondrá los beneficios e inconvenientes de esta tasa, que se alcanzará o no «con el consenso de la ciudad y el sector». La tasa debe ser finalista, añadió, pero votó el PP que no a la moción porque «el debate está ya iniciado hace meses», como diferentes informes internos elaborados por el Consistorio sobre la legislación aplicable o lo que se podría recaudar si se impusiera la tasa, así como estudios de cómo se comportaría el turismo una vez esa tasa fuera una realidad.

Noelia Losada, portavoz de Cs, declaró que, si se grava se perjudicará al sector hotelero, pues este deberá bajar los precios y abogó por revisar la financiación de los municipios turísticos, además de indicar que quienes se hospedan en hoteles ya pagan el IVA, otra cosa es que esos ingresos sólo se repartan entre el Estado y la Junta.

Losada recordó que el modelo de Ada Colau en Barcelona no ha servido para mejorar el turismo. Su compañera del PSOE, Carmen Martín, apoyó la iniciativa para que Málaga tenga garantías de sostenibilidad y señaló cómo estos días se colapsó el Centro Histórico con miles de personas siguiendo el espectáculo de luces y sonido de calle Larios, lo que obligó a incrementar la seguridad, la limpieza y otros servicios públicos, lo que supone un mayor coste. Según Sguiglia, imponiendo el pago de 1,5 euros por pernoctación Málaga podría recaudar cuatro millones de euros que redundarían en inversiones para mejorar la sostenibilidad.

Finalmente, se rechazaron todas las pretensiones de Adelante Málaga, entre las que destaca implantar la tasa turística en hoteles y viviendas turísticas y en excursiones realizadas en cruceros y autocares y el análisis sobre si aplicar esos ingresos al impulso del turismo sostenible.

El otro debate sobre el modelo de ciudad estribó en la propuesta de Adelante Málaga para constituir una mesa técnica que estudie la implantación de una estrategia de descentralización turística efectiva y llevar a los visitantes a todos los distritos de la ciudad. Este punto se ha enmendado por Losada, de forma que se va a redactar y estudiar una estrategia para ello. Pero se rechazó que esa metodología implique a los vecinos, los sindicatos y la UMA, por ejemplo, o que se integre la misma con las propuestas del OMAU sobre cohesión social y desarrollo económico, con el fin de diversificar el modelo productivo.

En la mente de todos estuvo, claro, el colapso que sufrió el Centro Histórico durante el Puente de la Inmaculada con miles de ciudadanos siguiendo el espectáculo de luces y música de calle Larios.

Descentralización turística

La edil de Turismo dijo que el equipo de gobierno ya trabaja en esa dirección desde hace años con el proyecto del Soho, Tabacalera o el Jardín de La Concepción o el cementerio de San Miguel. Ahora, ha indicado, se está haciendo una planificación definiendo zonas turísticas y hay previstas cinco: la primera sería el Centro Histórico, la segunda Muelle 1 y La Malagueta, la tercera comprendería a Huelin, la cuarta a El Palo y Pedregalejo y la quinta Los Montes, y cada una de ellas tendrá un plan específico tendente a descentralizar la actividad turística en la capital. «La metodología participativa ya existe y es el Foro de Turismo», dijo Rosa Sánchez, algo que le afeó Nicolás Sguiglia, pues este organismo no cuenta ni con sindicatos, ni con los vecinos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook