30 de diciembre de 2019
30.12.2019
La Opinión de Málaga
Impuestos

El IBI subirá en 11 municipios malagueños en 2020

El incremento del impuesto se dará en Alcaucín, Algarrobo, Benahavís, Cártama, Colmenar, Fuente de Piedra, Manilva, Montecorto, Ronda, Serrato y Torremolinos

30.12.2019 | 16:06
La capital malagueña quedará exenta de la subida del IBI.

El importe que abonan anualmente los propietarios de viviendas, locales y terrenos en concepto del impuesto de bienes inmuebles (IBI) subirá en 2020 en 71 municipios andaluces, de los cuales 11 pertenecen a la provincia de Málaga: El incremento del impuesto se dará en Alcaucín, Algarrobo, Benahavís, Cártama, Colmenar, Fuente de Piedra, Manilva, Montecorto, Ronda, Serrato y Torremolinos.

En la comunidad andaluza, hasta seis capitales de provincia - Cádiz, Córdoba, Huelva, Granada, Jaén y Sevilla- se verán afectadas por esta subida, de la que la localidad malagueña quedará exenta, según la revisión del catastro que aprobó el Consejo de Ministros en su reunión del viernes y la orden del Ministerio de Hacienda en el Boletín Oficial del Estado (BOE), que establece la relación de municipios a los que resultarán de aplicación los coeficientes de actualización de los valores catastrales que marque la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2020.

En el caso de Almería los municipios que revisarán su valor catastral serán cuatro: Félix, Fondón, Macael y Turre. En la provincia de Cádiz serán seis municipios: Cádiz, La Línea de la Concepción, Los Barrios, Rota, San Fernando, y Sanlúcar de Barrameda.

Municipios andaluces

En el caso de la provincia de Córdoba serán 10 municipios: Blázquez, Carcabuey, Córdoba, Dos Torres, Espiel, Fuente-Tojar, Montemayor, Puente Genil, Villa del Río y Villaralto.

En Granada serán 14 municipios de su provincia: Alhendín, Almuñecar, Cañar, Carataunas, Dílar, Granada, Lachar, Las Gabias, Loja, Órgiva, Santa Fe, Vegas del Genil, Villa de Otura y Viznar.

En la provincia de Jaén serán cinco municipios: Jaén, Albanchez de Mágina, Cazorla, Jódar y Vílches.

En la provincia de Huelva serán 15 municipios: Ayamonte, Bollulos Par del Condado, Campofrío, Cartaya, Cumbres de San Bartolomé, Hinojales, Huelva, Isla Cristina, La Nava, Moguer, Rosal de la Frontera, Sanlúcar de Guadiana, Valverde del Camino, Villablanca y Villarrasa.

Mientras que en la provincia de Sevilla serán seis municipios: La Rinconada, Mairena del Aljarafe, Morón de la Frontera, Santiponce, Sevilla y Villaverde del Río.

A nivel nacional serán 16 capitales de provincia donde suba mientras que sólo bajará en tres: Castellón, Guadalajara y Zaragoza.

Esta evolución se deriva de la revisión del catastro aprobada el viernes por el Consejo de Ministros y de la consiguiente orden publicada por el Ministerio de Hacienda en el Boletín Oficial del Estado (BOE), por la que se establece la relación de municipios

Hasta 1.092 municipios se acogen a esta actualización, cuya aplicación se hará efectiva desde el 1 de enero de 2020. Las subidas y bajadas medias globales en conjunto alcanzan un 3%, respectivamente. El incremento máximo no supera el 5%.

En detalle, la actualización conlleva que de los 1.092 municipios la mayor parte, 1.005 localidades, registrarán alzas en sus valores y los 87 restantes bajadas.

Las capitales de provincia en las que se revisarán al alza los valores catastrales son Girona (cuyos valores eran del año 1990), Córdoba y Valladolid (desde 1995), Cádiz, Palencia y Teruel (desde 1996), A Coruña, Jaén, Granada y Logroño (desde 1997), Lugo y Valencia (desde 1998), Huelva (desde 2000) y Huesca, Sevilla y Tarragona (desde 2001).

Por el contrario, los valores catastrales bajarán en las capitales de provincia de Castellón, cuyos valores no se actualizaban desde 2012, y Guadalajara y Zaragoza, con valores procedentes del año 2013.

En estos últimos casos, sus últimas actualizaciones coincidían con la burbuja inmobiliaria. De hecho, en 2020 se registrará una subida mucho menos generalizada del IBI, ya que en 2019 el incremento tuvo lugar en 728 municipios, pero hubo bajadas en 449 localidades.

Los ayuntamientos fijan el tipo del impuesto


La actualización de los valores catastrales se produce a solicitud de los ayuntamientos y supone una modificación de la valoración del inmueble, la base imponible sobre la que se aplica el tipo de tributo, si bien no varía en sí el tipo, cuya revisión es fijada por los ayuntamientos al ser el impuesto de carácter municipal.

Conforme a la revisión de los valores catastrales recogida en la orden de Hacienda y en el real decreto-ley de medidas en materia tributaria, catastral y de Seguridad Social, los 78 municipios que revisaron sus valores catastrales entre 1984 y 1988 verán revisados al alza la valoración de sus viviendas con un coeficiente del 1,05.

En el caso de los 927 municipios que actualizaron sus valores catastrales por última vez en los ejercicios 1989 y 1990 o entre 1994 y 2003, el coeficiente de actualización será del 1,03, en tanto que para los 87 ayuntamientos que lo hicieran entre 2011 y 2013 el coeficiente será del 0,97.

De esta forma, el valor de la vivienda de estos inmuebles se actualizará el alza con dichos coeficientes y a esa cantidad se le aplicará el tipo del IBI que fije cada ayuntamiento a partir del 1 de enero.

La medida solo afecta a inmuebles urbanos y se adopta en los términos que establece la Ley del Catastro Inmobiliario y que exige que exista una solicitud previa municipal.

Previamente a la publicación de la orden fue evaluado el cumplimiento de los requisitos técnicos exigidos por la Ley, que, en esencia, consisten en que hayan transcurrido al menos cinco años desde la entrada en vigor del último procedimiento de valoración colectiva de carácter general, y que existan diferencias sustanciales y homogéneas entre los valores de mercado y los que sirvieron de base para la determinación de los valores catastrales vigentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook