31 de diciembre de 2019
31.12.2019
La Opinión de Málaga
Pirotecnia

El Colegio de Veterinarios de Málaga pide reducir la pirotecnia en Nochevieja

Las mascotas más sensibles a este tipo de ruidos sufran taquicardias, temblores, náuseas, pérdida del control, e incluso el fallecimiento

31.12.2019 | 12:44
El Colegio de Veterinarios de Málaga pide reducir la pirotecnia en Nochevieja

El presidente del Colegio de Veterinarios de Málaga, Antonio Villalba, ha pedido este martes reducir el uso de artefactos pirotécnicos durante Nochevieja y el resto de las fiestas navideñas por el daño y los perjuicios que pueden llegar a ocasionar en personas y animales.

En este sentido, el presidente del Colegio de Veterinarios de Málaga ha precisado que, por un lado, "estamos ocasionando molestias a personas mayores, enfermas y bebés; y el daño aumenta en el caso de perros, gatos y aves, hasta el punto de que el fuerte ruido de la pirotecnia puede producir infartos o brotes de enfermedades como la epilepsia".

"Se trata de un problema grave que requiere de una necesaria concienciación por parte de los aficionados a los cohetes y petardos respecto a los efectos adversos y peligrosos que, sin querer, pueden ocasionar", ha subrayado Villalba a través de un comunicado, al tiempo que ha puesto como ejemplo que un perro tiene cuatro veces más capacidad auditiva que una persona, por lo que el ruido de un cohete "llega a producirles auténtico terror".

De esta forma, ha dicho, es muy habitual que las mascotas más sensibles a este tipo de ruidos sufran taquicardias, temblores, náuseas, pérdida del control, e incluso el fallecimiento. "Merece la pena que antes de encender la mecha, los usuarios de cualquier tipo de pirotecnia se lo piensen dos veces", ha apuntado.

También Villalba ha recomendado a los dueños de estas mascotas que, aparte de unirse a esta reivindicación, procuren, en la medida de lo posible, evitar el malestar de los animales no dejándolos solos cerca de un lugar en el que habitualmente se use pirotecnia; buscarles algún sitio en casa en el que puedan sentirse más protegidos cuando se den este tipo de episodios; evitar pasear por sitios donde pueden lanzarse petardos o fuegos artificiales; ayudarles con masajes tranquilizadores, o ponerles música relajante y jugar con ellos para intentar desviar su atención del foco que les asusta.

"Desde el Colegio de Veterinarios de Málaga esperamos que cada vez más ciudadanos se conciencien de una cuestión que genera mucho sufrimiento en nuestras mascotas, además de una evidente molestia a aquellas personas que, por sus circunstancias, ya sea de edad o enfermedad, también se ven perjudicadas por un uso excesivo de la pirotecnia", ha concluido Villalba.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook