08 de enero de 2020
08.01.2020
Urbanismo

El parque de Repsol costará 8,3 millones de euros y tendrá 80.000 metros cuadrados

La zona vallada del parque ocupará 65.000 metros cuadrados y tendrá doce entradas, tres por cada una de las cuatro calles

08.01.2020 | 13:49
El parque de Repsol costará 8,3 millones de euros y tendrá 80.000 metros cuadrados
Imagen del futuro parque de Repsol.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, el edil de Ordenación del Territorio, Raúl López y el arquitecto Alejandro Pérez han presentado hoy los diversos proyectos previstos para la gran zona que ocupaba Repsol en los distritos de Cruz de Humilladero y Carretera de Cádiz, a falta de conocer los desarrollos urbanísticos de las cuatro torres y otros tantos edificios de VPO (hasta llegar a 400). Así, además de un gran parque de hasta 80.000 metros cuadrados, de los que 65.000 estarán vallados conformando el "pulmón verde", se han hecho públicos el proyecto de urbanización (en el que entran los viales) y la ejecución de un parking subterráneo de de cuatro plantas con hasta 672 plazas, que irá bajo la zona norte del parque.

Todas estas actuaciones se licitarán una vez se aprueben inicialmente por la Junta de Gobierno Local y la Junta de Andalucía dé su autorización. El sector cuenta con una superficie total de 177.548 metros cuadrados, de los que 128.459 irán destinados al nuevo parque y a la urbanización del sector.

Así, las obras de urbanización tienen un plazo de ejecución de 12 meses y una inversión de 10,1 millones de euros, el parking cuenta con una previsión de ejecución de 18 meses y 11,23 millones de euros de inversión y el parque Repsol se ha presupuestado en 8,3 millones de euros y 24 meses de obras. Todo ello a falta de los 134.000 metros cuadrados de techo para uso residencial (protegido y libre), oficinas y uso comercial. El alcalde, de cualquier forma, ha dicho que la huella es de 25.000 metros cuadrados y que la idea es destinar el máximo posible a oficinas, aunque ello también dependerá del copropietario de la parcela, la Sareb. Está previsto que este año se dedique a la tramitación administrativa del parque, la urbanización y el parking, hasta que llegue la aprobación inicial de la Junta de Gobierno Local, luego habrá que estar al trámite ambiental de la Junta y, al final, habrá de darse la autorización definitiva, de forma que podría haber obras en la zona en 2021 o finales de 2020.

El arquitecto ha explicado que, de los más de 177.000 metros cuadrados, 151.952 se destinan a uso ciudadano y sólo el 14% de la parcela a uso privativo.

65.000 metros cuadrados del parque estarán vallados y tendrá horario diurno, estando cerrado por la noche, con tres entradas por cada una de las cuatro calles que colindan con esta gran parcela estratégica. La vegetación dominante será autóctona, con escasas necesidades de riego, hasta contar con más de 60 especies. Entre los árboles destacados se encuentran los ficus, los sauces llorones o las acacias.

Hay un área vegetal, con una imagen lo más natural posible. Se usa el aporte de tierra para crear colinas. La vegetación se configura desde un anillo perimetral con carácter de bosque, donde la mayor parte de los árboles y especies elegidas serán las que se usan para reforestar bosques. En total, habrá 750 árboles, 5.562 metros cuadrados de arbustos con más de 60 especies y 7.718 metros cuadrados de césped.

La zona de colinas se dividirá en tres áreas que se articulan en torno a un lago. Estas se levan sobre el terreno y están concebidas como áreas de estancia, con pendientes suaves, del 4%. El lago, corazón del parque, tendrá una superficie de 3.500 metros cuadrados y sobre él cruzarán dos puentes de madera.

Se han concebido además dos parques caninos vallados, uno de 3.500 metros cuadrados para perros grandes y otro de 2.500 para canes más pequeños, con elementos de adiestramiento. Así, también se han proyectado dos zonas de juego, una para niños de mayor edad y otros más pequeños, en lados opuestos del parque. La zona de los niños mayores tendrá una cama elástica, redes trepadores y una superficie convexa. La de niños pequeños contará con dos colinas de modo que, en una de ellas, la más alta, se plantea un conjunto de tres toboganes y en la otra colina, tubos de hormigón que funcionarán como pasadizos interiores.

Además, se ha concebido un espacio para la práctica deportiva, en la zona más boscosa, dotada de elementos de madera para la práctica de ejercicios físicos en el exterior, usando el equipamiento y el mobiliario urbano. Hay caminos principales y secundarios aptos para los corredores (más de 1.500 metros cuadrados y un kilómetro lineal). Hará plazas y zona de cafetería, un anfiteatro de 750 personas, 12 accesos a no más de 100 metros unos de otros, con horario de apertura y cierre por seguridad y limpieza.

El alcalde ha señalado que se trata de crear "un espacio atractivo, donde habrá un paisaje de calidad", además de indicar que, junto a la zona productiva, se dará un impulso también a la zona del polígono San Rafael, además de otra pastilla con 400 VPO, y las torres, en principio residenciales, pero que quieren convertirse en oficinas, aunque aquí también tendrá que decir mucho la Sareb, copropietaria del terreno (se habla también de zonas comerciales y un hotel). De cualquier forma, esta zona de desarrollo urbanístico tendrá una huella de 25.000 metros cuadrados sobre los más de 177.000. En la zona norte del terreno, aún hay que hacer trabajos de remediación. La Sareb y el Ayuntamiento sufragarán la inversión global que roza los 30 millones de euros y que significará también el nacimiento del bulevar Adolfo Suárez, que unirá la A-7 con la estación de ferrocarril.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook